Un joven de 23 años fue detenido ayer por la muerte de un niño malagueño de 3 años, que falleció presuntamente ahogado y que era el hijo de su compañera sentimental. El hombre ofreció varias versiones sobre la desaparición del pequeño, cuyo cuerpo fue hallado finalmente en el paraje Los Montes de Málaga, en una balsa de agua que se utiliza habitualmente en la lucha contra incendios y que se encuentra en un recinto vallado.

El detenido, cuyas iniciales son A. F. A., denunció el lunes por la tarde la desaparición del pequeño Alejandro, al que situó primero en un centro comercial de Rincón de la Victoria y posteriormente en la playa y los acantilados del municipio, según explicaron fuentes próximas a la investigación.

Tras varias versiones contradictorias, finalmente condujo a los agentes hasta una balsa de agua en el paraje Los Montes de Málaga que se utiliza habitualmente en la lucha contra incendios, según informó la Guardia Civil en una nota de prensa.

El cadáver fue hallado alrededor de la medianoche de ayer -hora canaria- y trasladado horas después al Instituto Anatómico Forense de Málaga, donde se le practicó la autopsia. Los resultados apuntaron como causa más probable del fallecimiento la "sumersión", aunque se están practicando otras pruebas complementarias y un estudio patológico. Tras el hallazgo del cadáver, un equipo del Grupo de Intervención Psicológica se desplazó al domicilio de la madre del pequeño, en la barriada El Palo de la capital malagueña, para comunicar el fatal desenlace. A su llegada a la casa, la mujer se encontraba en estado de "semisedación esperando noticias", por lo que le comunicaron el hecho "de forma directa y sin dilación", al tiempo que le proporcionaron apoyo psicológico.

Un docente de la guardería a la que asiste el niño declaró ayer con el fin de determinar si el detenido lo recogió ayer del centro educativo y si contaba con autorización para ello. Fuentes próximas a la investigación señalaron, respecto a la posibilidad de que el detenido padezca algún grado de discapacidad, que ayer no tenía anuladas sus facultades cognitivas ni volitivas, aunque será un perito determinará si presenta minusvalías.