La serpiente boa constrictor que fue localizada en un solar de Costa Teguise sigue sin poder ser atrapada. El dispositivo instalado ayer por el personal del centro de ocio y zoológico Rancho Texas no dio sus frutos a pesar de que se sabe el lugar donde se encuentra. La serpiente está escondida en una tubería de una red de servicio de una urbanización sin construir de Costa Teguise, próxima al campo de golf.

"Uno de los extremos fue sellado y el otro está cerrado con picón para que pueda salir hasta caer a una pequeña arqueta de algo más de dos metros donde quedaría atrapada sin poder reptar", señaló el trabajador del Rancho Texas Fortunato Torres.

La Policía Local de Teguise y agentes del Seprona de la guardia Civil visitan y vigilan la arqueta para ver si cayó en su interior.