La Policía Nacional detiene a un hombre de 39 años en Las Palmas de Gran Canaria por simular el robo en su vivienda de joyas y dinero en metálico por valor de 5.905 euros. El individuo, de nacionalidad boliviana y sin antecedentes policiales, fue pillado al comprobar los investigadores que había vendido las alhajas en dos negocios especializados en la compraventa de oro de la capital.

El protagonista, que responde a las iniciales H. V. V. presentó una denuncia en la que manifestaba que había sido víctima del asalto en su domicilio, situado en el barrio de San Cristóbal, en el Cono Sur de la capital grancanaria. En su escrito declaraba que cuando llegó a su casa se la encontró totalmente revuelta, echando en falta oro y el dinero. En concreto, la denuncia cifraba las joyas que habían desaparecido en 1.905 euros, a lo que se sumaba unos 4.000 euros en efectivo.

Los funcionarios encargados del caso llegaron a la conclusión de que se había presentado una denuncia falsa, al poder comprobar que esta persona de 39 años había vendido las piezas que supuestamente había sido sustraídas en un establecimiento de 'compro oro'.

Los agentes del Grupo de Policía Judicial de la Comisaría de Distrito Sur de Las Palmas arrestaron al supuesto afectado, que carecía de antecedentes policiales, mientras trata de esclarecer las causas por las que tomó esta decisión.

Ahora se enfrenta a un delito por simular un robo con fuerza en su domicilio, denunciando la sustracción de joyas y dinero.

Este no es el primero caso de estas características que denuncia la Policía Nacional en las últimas semanas. Y no sólo en la capital, ya que también se han detectado muchos casos en los núcleos vacacionales, donde los turistas tratan de sacar tajada de los seguros.