La Guardia Civil del Puesto Principal de Yaiza, en Lanzarote, detuvo el pasado día 31 de octubre a dos hombres de nacionalidad extranjera, que responden a las iniciales R. Z. y L. A., como presuntos autores de los delitos de allanamiento de morada y realización arbitraria del propio derecho al desalojar por la fuerza de una casa a una mujer y a su hijo de un mes de edad en una urbanización en Playa Blanca. Los apresados utilizaron gas pimienta para tratar de contrarrestar la resistencia de la víctima.

Los hechos comenzaron tras una llamada de socorro al Instituto Armado durante la tarde del citado día, acudiendo al lugar una patrulla del referido puesto que se entrevistó con una mujer que presentaba varios cortes en los brazos y un aparente estado de ansiedad. Además, comprobaron que la inquilina tenía entre sus brazos a su hijo, un bebé que tenía convulsiones por la utilización de gas pimienta por parte de los agresores, quienes estaban en el interior de la vivienda en esos momentos.

La familia agredida fue rápidamente atendida por los recursos sanitarios que acudieron al lugar, que trasladaron a la familia al centro de salud de Playa Blanca, desde donde posteriormente derivaron al bebé al Hospital General de Lanzarote.

Los agentes, por su parte, identificaron a los presuntos autores de las agresiones. Uno de ellos afirmó que la casa era de su propiedad, interviniéndoles en el momento de la detención una mochila con efectos de bricolaje necesarios para cambiar la cerradura, así como un hacha y un bote de gas pimienta, siendo inmediatamente detenidos por los delitos de realización arbitraria del propio derecho y por allanamiento de morada.