Ha sido un domingo negro. Eso es lo que ocurrió durante la jornada de ayer en el municipio majorero de Tuineje, ya que fallecieron dos personas: un bañista que se ahogó en la playa de Gran Tarajal y otro, en la misma localidad, por un trágico accidente doméstico en su domicilio. Respecto a esta segunda muerte, se trataba de un vecino, conocido como Juan El Gallego, de unos 40 años, que trabajaba en el sector de la construcción como albañil. Juan El Gallego tropezó sobre las 05.30 horas en el portal de su domicilio y chocó contra la puerta de cristal, que se partió por el golpe, y le produjo las heridas, sospechan los policías.

Por el fuerte impacto que se produjo, sufrió cortes en órganos vitales que le provocaron la muerte de forma casi inmediata. El personal médico y sanitario del Servicio de Urgencias Canario (SUC) no pudieron hacer nada para salvar la vida de este vecino, muy conocido en la localidad majorera.

Tras confirmarse este óbito, en el lugar custodiaron el cadáver agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil, hasta la llegada de la autoridad judicial y la orden de levantamiento del cadáver. Este suceso conmocionó, no sólo a familiares y allegados, sino también a los vecinos.

En relación ahogado, era un sudamericano, también de 40 años, que murió en la playa de Gran Tarajal, en Tuineje. Bañistas que se encontraban en la zona sacaron del agua a la víctima con síntomas de ahogamiento y alertaron al Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes)-112, por lo que acudió al lugar efectivos del SUC que lo halló en situación de parada cardiorrespiratoria y le practicó maniobras de reanimación que ya iniciaron quienes le rescataron aunque sin éxito.

Por ello, los efectivos del SUC sólo pudieron confirmar la muerte del hombre. Este el segundo fallecido por ahogamiento en la isla de Maxorata en menos de 24 horas, después de que el sábado, sobre las 13.00 horas, perdiera la vida un bañista de 74 años en Costa Calma, en el término municipal de Pájara.

Por otra parte, acabó ayer domingo sin resultados la tercera jornada de búsqueda del alemán de 32 años desaparecido el jueves por la tarde al caer al agua en Aguas Verdes, en el término municipal de Betancuria. De esta manera, terminaron y se suspendieron los rastreos por mar y aire, y sólo continuarán por la costa con los medios locales, como Emergencias Fuerteventura, Policía Local, Guardia Civil y Protección Civil.

Se teme que el desaparecido fuese arrastrado por las fuertes corrientes mar a dentro, al ser hallado en la zona de la caída, ni por los buzos de la Guardia Civil.