La Guardia Civil ha detenido a 32 personas presuntamente involucradas en una trama que consiguió vender ilegalmente casi 70 toneladas de piezas de hierro, bronce y cobre sustraídas de buques atracados en el puerto de La Luz o de empresas radicadas en sus instalaciones.

La Comandancia de Las Palmas da por esclarecidos en esta operación un total de 34 delitos contra el patrimonio (robo con fuerza, hurto, falsedad documental y receptación) cometidos por personas que trabajan en la asistencia a los buques del Puerto.

Las investigaciones se pusieron en marcha en abril, cuando se identificó a un individuo que llevaba a una recuperadora de metales instalada dentro del recinto portuario diverso material náutico, pero sobre todo piezas de bronce, como válvulas, juntas o anillos. Los agentes descubrieron que esos materiales procedían de un barco varado en unos astilleros. El responsable de otro grupo empresarial, dedicado al mismo sector, se puso en contacto con la Guardia Civil para denunciar otros robos similares y facilitó información de operarios que tenían autorización para entregar ese tipo de piezas.

Gracias a ello, se obtuvieron "numerosos indicios" de la participación en ese tipo de robos de otras 31 personas, que ya han sido detenidas o denunciadas.