No fue un accidente ni, por tanto, hubo heridos ni daños materiales. Y, sobre todo, el protagonista del incidente pudo ser evacuado con normalidad y a salvo en una ambulancia para ser asistido en un centro sanitario.

Un peatón que deambulaba en el interior del túnel Julio Luengo de la capital grancanaria ha provocado poco antes de las cuatro de la tarde de este viernes retenciones para entrar a la ciudad por la GC-23 en dirección Alcaravaneras.

En un principio se atribuyó la lentitud del tráfico en esa zona a la colisión entre dos vehículos pero la Policía Local capitalina, que envió unidades al lugar, comprobó después que el origen era bien distinto.

Y es que, afortunadamente, no hubo accidente de tráfico y la causa de la alteración de la circulación era otra bien distinta. Una persona mayor, desorientada, deambulaba por el interior del túnel. También, y providencialmente, no ha sufrido daños y ha podido ser evacuada a un centro sanitario, según ha informado la Policía Local en su cuenta de la red social Twitter.

Este incidente ha provocado retenciones en el acceso al túnel desde la GC-23, la vía de la circunvalación capitalina que baja hasta la entrada norte de la ciudad por Guanarteme. En el suceso colaboró el Servicio de Carreteras del Cabildo.