Los bomberos del Consorcio del parque de Arinaga rescataron ayer a un perro que se encontraba en un pozo de una fábrica de tomates abandonada en Vecindario. El animal se encontraba en un espacio que estaba tapado con palés y colchones. Los ladridos desde hace días alertaron a las personas que pasaron por el lugar. Los bomberos lo rescataron sin problemas con la colaboración de la Policía Local de Santa Lucía. LA PROVINCIA