La Policía Nacional advirtió de la llegada de un grupo itinerante de delincuentes de nacionalidad rumana que se especializaron en el hurto a los cruceristas que llegan a Santa Cruz de Tenerife.

Su ámbito de actuación se centra fundamentalmente en las calles Castillo y San José de la capital tinerfeña, donde actúan de forma coordinada. Ha sido precisamente en una de estas calles donde fueron identificados.

Dos mujeres hacen de gancho para hurtar la cartera al despistado turista que nos visita. El botín, normalmente la cartera o el monedero no lo portarán encima, sino que lo entregará a un pasador que estará en las proximidades, de manera que cuando son detenidas por la policía no se les pueda hallar nada en su poder y de esta manera quedar libres.

Actúan preferentemente sobre turistas ya que saben que el crucero llega a primeras horas de la mañana y sale a última de la tarde, lo que les da una ventaja, puesto que el visitante sabe que el reloj juega en su contra.

La Policía Nacional mantiene abierta la operación Danubio, tendente a la desarticulación de estos delincuentes. Para ello, cuenta con la colaboración de un policía rumano que está adscrito a la Comisaría provincial durante al menos seis meses. Este grupo organizado suele permanecer en la Isla hasta los Carnavales. Una vez acaban las fiestas se trasladan a Baleares o Levante.