El Juzgado de Instrucción número 3 de Teruel que investiga los tuits ofensivos contra los dos guardias civiles asesinados en Andorra ve indicios de delito de odio e injurias en los mensajes, según la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC). El juez levantó el secreto del sumario, lo que no quiere decir que no se vaya a continuar con la instrucción, porque esta sigue adelante "al constatarse la existencia de claros indicios de delitos de odio e injurias graves".