11 de agosto de 2019
11.08.2019

Un vecino de Teror muere en un choque frontal entre dos motos en Osorio

Miguel Viera Galván, de 53 años, muere en la GC-43 a escasos metros de su domicilio tras la colisión con otro motorista, de 39, que resultó herido moderado

11.08.2019 | 04:18
Un vecino de Teror muere en un choque frontal entre dos motos en Osorio
La autoridad judicial retira el cuerpo de Miguel Viera Guzmán, que perdía ayer la vida en un accidente de moto en la GC-43 en Teror.

Séptimo motorista muerto en 2019

  • Año difícil para los motoristas en la Isla. Con la muerte de ayer de Miguel Viera Guzmán en Teror, ya son siete los pilotos de motos fallecidos en lo que va de año. El primero fue el 3 de enero, cuando un Guardia Civil de Agüimes perdía la vida tras chocar contra un coche en la avenida La Longuera. La segunda tragedia conmocionó a la Isla. El 27 de enero perdían la vida cuatro personas tras el choque frontal entre dos motos en la vía entre Veneguera y La Aldea. La víctimas fueron una pareja y un padre y su hijo de 12 años. El quinto fue un vecino de Valsequillo, que perdió el control de su moto el 31 de marzo y se golpeó la cabeza con una señal de tráfico en la GC-41. Además, el 17 de marzo tres motoristas tuvieron un grave accidente, sin víctimas mortales, contra un turismo de alquiler en Arteara.

La carretera se vuelve a cobrar la vida de otro motorista en Gran Canaria. El suceso tuvo lugar ayer sobre las 15.50 horas en la GC-43, que conecta los cascos urbanos de Teror y Arucas. Miguel Viera Guzmán, de 53 años, falleció a causa de las heridas producidas en la colisión frontal entre dos motocicletas.

Se trata del séptimo motorista que pierde la vida en las carreteras de la Isla en lo que va de año. El otro accidentado implicado, de 39 años, fue trasladado al Hospital Universitario Doctor Negrín con heridas de carácter moderado, según informó el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 1-1-2 del Gobierno de Canarias.

Viera vivía muy cerca de la Finca de Osorio, a escasos metros del lugar del accidente. El fallecido bajaba por la GC-43 desde Teror cuando colisionó de manera frontal contra la otra motocicleta que subía la misma vía. El accidente se produjo a pocos metros del restaurante Lo Canario.

Según fuentes de la Guardia Civil, el percance se produjo cuando uno de los dos implicados intentaba adelantar y chocó violentamente contra la otra motocicleta, que en principio de debió ver al ejecutar la maniobra. El suceso se produjo sobre las 15.50 horas, cuando la sala operativa del 1-1-2 recibió una alerta en la que se comunicaba que dos motoristas habían colisionado de forma frontal y sus ocupantes precisaban asistencia sanitaria.

El 1-1-2 activa de inmediato los recursos sanitarios. Dos ambulancias del Servicio de Urgencias Canario (SUC), una de soporte vital básico y otra medicalizada, se desplazaron hasta el lugar de los hechos. El personal del SUC y del centro de salud de Teror desplazados hasta la zona comprobaron que uno de los afectados se encontraba en parada cardiorrespiratoria y le practicaron maniobras de reanimación cardiopulmonar avanzadas sin obtener resultado, confirmando su fallecimiento.

La ambulancia medicalizada del SUC trasladó al otro varón implicado, de 39 años de edad y cuya identidad no ha sido revelada, al Hospital Universitario Doctor Negrín con heridas de carácter moderado.

La Policía Local de Teror colaboró con los recursos de emergencias. La Guardia Civil retiró de la vía las motocicletas involucradas y custodió el cuerpo de Viera hasta la llegada de la autoridad judicial para el levantamiento del cadáver.

La casa de Miguel Viera se encontraba a escasos metros del accidente. Según se relataba en el lugar del accidente, Viera bajaba por la GC-43 con su motocicleta y poco después de tomar las dos curvas largas donde está el restaurante Lo Canario se chocó de frente contra otra moto que subía. El lugar del impacto fue justo al comienzo de una pequeña recta de unos 180 metros. Después hay una curva a la izquierda y se llega a la entrada a la Finca de Osorio por el cementerio Municipal Nuestra Señora de los Dolores. Los familiares de Viera acudieron a la zona del accidente, donde recibieron la noticia. La GC-43 estuvo cortada al tráfico durante cuatro horas, tiempo que tardo la autoridad judicial en acudir para poder levantar el cadáver. Durante ese tiempo, los familiares se fueron agrupando junto al cordón policial.

Finalmente, a las 20.00 horas, el cuerpo de Miguel Viera fue retirado de la vía y se convierte en el séptimo motorista fallecido en los que va de año en la Isla. Los operarios de Carreteras del Cabildo de Gran Canaria retiraron el aceite de la vía y adecuaron la calzada para el tránsito de vehículos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook