Agentes de la Policía Local acudieron a la salida del Julio Luengo, en la zona de las Alcaravaneras, para atender un accidente que se produjo en la madrugada de este sábado, 28 de septiembre, en el lugar.

Un coche chocó contra un semáforo y ocasionó graves daños al vehículo y al mobiliario urbano a las 05.30 horas.

El conductor no quiso ser asistido y dio positivo en la prueba de alcoholemia realizada por los agentes.

A primera hora, los operarios acudieron al lugar para arreglar el semáforo y restablecer el fluido eléctrico en el cruce y normalizar la circulación de vehículos en una de las arterias de la capital grancanaria.

Un 44% de los españoles reconocen haber conducido bajo los efectos del alcohol

La ley no permite la conducción de vehículos si la tasa de alcoholemia supera los 0,5 gramos por litro en sangre (o 0,25 mg/l de aire espirado); excepto en los casos de conductores con menos de 2 años de carné o los profesionales, en los que la cifra es de 0,3 g/l de alcohol en sangre, que equivale a 0,15 mg/l en aire.Si se superan estas cifras, además de la pérdida de puntos en el carnet, se podría incluso realizar penas de cárcel.

Según el "Eurobarómetro de la Fatiga 2019" (elaborado por el Race y la Asociación de Bebidas Refrescantes y con el apoyo de la DGT), un 44% de los españoles reconocer haber consumido alcohol y después haber conducido, y un 14% admite hacerlo de forma habitual.