Agentes de la Policía Nacional han detenido en Las Palmas de Gran Canaria a un hombre de 50 años, con numerosos antecedentes policiales, como presunto autor de un delito de robo con fuerza.

El arrestado forzó la puerta de un coche estacionado en el barrio de Arenales para sustraer objetos personales del interior. Los efectos sustraídos fueron recuperados y devueltos a su legítimo propietario.

Los hechos se desencadenaron cuando agentes de la Policía Nacional que realizaban labores de prevención de la delincuencia en el barrio de Arenales fueron alertados por un vecino.

El mismo manifestó a los funcionarios policiales que tras percatarse de que la puerta de su vehículo había sido forzada, acudió hasta la calle Molino de Viento, donde sorprendió a una persona tratando de vender los efectos robados en su coche.

El presunto autor de los hechos, un hombre de 50 años que cuenta con numerosos antecedentes policiales, fue finalmente localizado y detenido en las inmediaciones por un delito de robo con fuerza.

Los agentes policiales pudieron recuperar los objetos sustraídos, que fueron devueltos a su legítimo propietario. Instruido el correspondiente atestado policial, el detenido fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial competente.

La intervención policial fue llevada a cabo por la Policía Nacional de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Las Palmas.