José Manuel Santana Perdomo, jubilado de Prensa Canaria, fue despedido el pasado jueves en el cementerio de San Lázaro, donde recibió cristiana sepultura. José Manuel Santana, de 83 años, murió después de un largo proceso de enfermedad neuronal. Su viuda, Rita Santana Melián, y sus hijos María del Mar Santana Santana, empleada de LA PROVINCIA/DLP, y Roberto Santana Santana, así como su nieto, Ancor Antonio López, recibieron estos días incontables muestras de solidaridad y condolencia. José Manuel Santana, conocido por todos como Pepín, ha sido uno de los linotipistas que contribuyeron al engrandecimiento de los periódicos de Prensa Canaria. Quienen lo conocieron recuerdan el carácter afable de Pepín, un profesional que hizo de su trabajo su forma de entender la vida y al que se entregaba con vocación y compromiso. Muy activo, José Manuel Santana perteneció a una generación de profesionales que con su esfuerzo y dedicación en una época donde los dos periódicos de Prensa Canaria, LA PROVINCIA y Diario de Las Palmas se hacía, para decirlo de forma sencilla, casi de manera artesanal, alejado de las actuales nuevas tecnologías de impresión.

La misa funeral por Pepín se desarrollará el próximo miércoles, 4 de marzo, en la parroquia de la Santa Cruz, en Miller Bajo. Será a partir de las 19.00 horas donde familiares, amigos y quienes conocieron al difunto puedan darle su último adiós.