Un vehículo cayó en la mañana de ayer en una zanja de una obra que se realiza en la autovía GC-2, que conecta Las Palmas de Gran Canaria con Agaete, cuando los operarios realizaban los trabajos de hormigonado. La conductora alegó que se despistó.

Los hechos ocurrieron sobre las once de la mañana. La mujer conducía en dirección a la capital grancanaria cuando se incorporó a los carriles pese a que está señalizado que están cortados al tráfico en la rotonda de Bañaderos.

Cuando llegó a la altura de El Guincho se topó con las obras de la última fase de la Circunvalación. Allí, pese a las advertencias de trabajadores, cayó a la zanja de un metro de altura. La conductora salió ilesa. Fuentes consultadas apuntaron que alegó que se había despistado.