Un estibador está herido de gravedad tras arrastrar un barco la grúa que manejaba y derribarla en el Puerto de Valencia. El espectacular accidente, en que el no se han registrado más heridos gracias a la rápida actuación de la víctima, ha tenido lugar en la mañana de este domingo sobre las 09:40 horas.

La embarcación, MSC Mia -uno de los barcos más grandes del mundo- desatracaba esta mañana con la ayuda de un práctico y dos remolcadores y había terminado sus labores de estiba. En un error durante la maniobra de desatraque la enorme chimenea del Mia chocó contra la pluma de la grúa, que estaba operando en la estiba y desestiba del buque Ajaccio. El barco Mia ha chocado con la grúa, empujándola hacia atrás y provocando el desplome de la misma. El desplome de la grúa ha arrastrado en su caída a al menos dos transtainers.

El gruísta ha sido testigo del brutal suceso y al dar la voz de alarma desde su cabina ha salvado la vida de otros estibadores y camioneros que estaban operando en la zona. El hombre, desde su cabina, ha visto con terror cómo el buque se le venía encima y ha reaccionado con rapidez maniobrando para que la contrapluma retrocediera. No ha podido evitar el desplome de la grúa y consecuentemente de su cabina, pero con sus gritos consiguió alertar al resto de trabajadores, salvándoles así la vida. Ninguno de ellos ha precisado atención sanitaria. El gruísta, rescatado por los bomberos del amasijo de hierro, ha sido trasladado al hospital, donde se encuentra herido de gravedad, aunque estable.

La grúa afectada es la última de la hilera de maquinarias de este tipo, lo que ha minimizado las consecuencias del accidente.

Uno de los barcos más grandes del mundo derriba una grúa en el Puerto de Valencia y deja un herido | Vídeo: Levante-EMV