La detención de un vecino del municipio pontevedrés de Ponteareas eleva ya a 101 los arrestados en Galicia como presuntos autores de incendios forestales. La Xunta informó ayer de que la policía autonómica detuvo al "autor confeso" de un incendio registrado la pasada semana en el municipio del que es vecino. El incendio tuvo lugar en la parroquia de Ribadetea, afectó a una superficie de 1.000 metros cuadrados de monte arbolado y puso en peligro las viviendas cercanas. Efe