| Náufragos sin equipaje. "En algunos casos vienen con lo puesto y se ha dado la situación de que no tienen ni dinero para coger un autobús", declaró ayer el director adjunto de Barajas, José Sanz, responsable del dispositivo que se montó ayer en el aeropuerto madrileño para solucionar el regreso de los españoles que viajaban a bordo del buque siniestrado. La repatriación se realizó a través de Madrid y Barcelona con las compañías aéreas Iberia, Air Europa y Air Italia. Desde ambas capitales, los afectados volaron hasta sus respectivas ciudades, como Palma de Mallorca, Alicante o Santiago de Compostela.

| Ministros en Barajas. Los ministros de Industria, Exteriores y Fomento, José Manuel Soria, José Manuel García-Margallo y Ana Pastor, respectivamente, se desplazaron ayer al aeropuerto de Barajas para coordinar la asistencia a los pasajeros del crucero Costa Concordia siniestrado en Italia y que empezaron a llegar al aeropuerto madrileño desde el mediodía. Los pasajeros fueron recogidos en la puerta de embarque de los aviones procedentes de Roma y trasladados, en los casos necesarios, a una sala de espera.