La magistrada del Juzgado de Instrucción número 1 de Puerto de Puerto del Rosario, Débora Ruiz, ha decretado la prisión provisional comunicada y sin fianza al joven acusado de matar ayer a otro a puñaladas en la capital majorera, según ha afirmado el abogado del presunto autor de los hechos a Fuerteventura Ahora, Roberto Hernández.

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) indica que al acusado se le imputan los delitos de asesinato y asesinato en tentativa. El imputado ha sido trasladado a las dependencias de la Policía Local, ubicadas en el municipio capitalino, donde permanecerá hasta que ingrese en la prisión de Tahíche, en Lanzarote. Algo que, según Hernández, ocurrirá probablemente mañana.

El acusado llegó a las dependencias judiciales a las 16:50 horas de la tarde y posteriormente acudió al lugar de los hechos junto a una comitiva encabezada por la jueza, los fiscales, Hernández y varios efectivos de la Policía Nacional. Tras el proceso, que duró unos 15 minutos, volvieron a los Juzgados, donde permaneció hasta las 20:30 horas. El procedimiento se encuentra bajo secreto de sumario.

El jefe provincial de la Policía Nacional, José Luis Sebastián, tras participar en el acto inauguración del centro penitenciario Las Palmas II hoy, apuntó que declararía mañana pero la comparecencia se ha adelantado. Del detenido explicó también que apenas tiene 20 años y que cuenta con seis antecedentes policiales.

Sebastián explicó, además, que la mujer herida, la británica Madison W., se encuentra ingresada, ha sido operada esta mañana y se encuentra fuera de peligro aunque su estado aún es grave.

Los hechos sucedieron ayer en Puerto del Rosario, cuando se descubrió el cuerpo sin vida de un joven de unos 20 años de edad, aproximadamente. El vecino que dio la voz de alarma relató que se encontró sobre las 13:00 horas a la víctima en el rellano de la escalera y que tras llamar a los servicios de emergencia, escuchó los gritos de una chica pidiendo socorro provenientes de la vivienda en la que el joven vivía.

Esta joven rondaba los 18 años de edad y mantenía una relación sentimental con el fallecido desde hacía pocas semanas, según describió un amigo de la víctima. Éste y otros vecinos de la zona, afirmaron que la chica presentaba un corte extenso en el brazo y varias magulladuras, razón por la que fue trasladada al Hospital General de Fuerteventura.

Según relataron los mismos testigos, el cuerpo de Christian S. se encontraba tendido boca abajo en las escaleras y estaba ensangrentado, a causa de las puñaladas que presuntamente recibió, la más profunda, según dicen, se encontraba en el estómago. Asimismo, aseguraron que se encontraba maniatado cuando lo hallaron.