Los trabajos para recuperar el fast-ferry de Fred Olsen encallado en Agaete se posponen para mañana cuando a partir de las 07.00 horas se intentará retirar de la baja. Dos remolcadores volverán a tirar del catamarán con el objetivo de aprovechar la pleamar, que está prevista a las diez de la mañana, según indicó el jefe de flota de la naviera, Juan Ignacio Liaño.

La compañía realiza en estos momentos trabajos en el interior del barco para reforzar las zonas en las que se enganchan los cabos, que durante la madrugada de hoy cedieron durante los intentos que se realizaron desde los remolcadores. El fast-ferry tiene daños en el patín izquierdo, donde se ha abierto una vía de agua, aunque Liaño apostilló que no existe riesgo de hundimiento.

Sobre el vertido que hay en la zona, el jefe de la flota apostilló que se trata de gasoil que desaparecerá con el embate de las olas.

Mancha junto al buque encallado en Agaete La Provincia

Sobre la aparición de una mancha en la superficie del agua alrededor del ferry, fuentes de la naviera consultadas por Efe han indicado que se han activado medidas anticontaminación y se ha rodeado al catamarán con unas barreras que tratan de evitar que se pueda extender a la costa y al muelle.

Ya se sabe que se trata de una mancha de combustible -una mezcla de gasolina y gasóleo- que, aunque huele, se debe evaporar, y que las barreras se han desplegado por si aparecen también las "aguas grises" de los baños o se derrama al mar algo de aceite.