La caída de una cantidad importante de nieve en las cumbres de Tenerife y La Palma, una de las temperaturas más bajas registradas en Tenerife en la historia (-12 grados en el Parque Nacional del Teide), el granizo hasta en La Geria (Lanzarote) y desprendimientos en carreteras fueron los principales efectos ayer de la borrasca Filomena, que afecta a Canarias desde el jueves. Las precipitaciones en forma de nieve se registraron principalmente en Las Cañadas y la Corona Forestal (Tenerife) y la cumbre de La Palma. También nevó en Gran Canaria. Quienes pudieron observar de cerca el ansiado manto blanco también constataron el considerable frío y las placas de hielo en las vías más próximas a El Teide. La acumulación de nieve era relevante desde un par de kilómetros antes del Mirador de La Crucita. Y en la zona de Izaña, a partir de las 16:30 horas, se reanudó la nevada. Se trata de la más importante de los últimos 5 años en Tenerife y La Palma.

Carreteras.

El director insular de Carreteras del Cabildo de Tenerife, Tomás Félix García, informó de que tres quitanieves y otras tantas palas realizaron trabajos para retirar nieve en vías del Parque Nacional del Teide, de forma concreta en la carretera TF-21 a la altura de Boca Tauce y Valle de Ucanca, para desbloquear el enlace al Parador; en el acceso a Las Cañadas desde La Orotava (también en la vía TF-21), así como en la carretera TF-24 (subida al Teide desde La Laguna y La Esperanza), en este último caso para abrir la entrada a las instalaciones del Instituto Astrofísico de Canarias en Izaña. García explicó los cortes de circulación: en el cruce de Boca Tauce para quienes accedían desde Chío; en la carretera desde La Orotava al Parque Nacional, en La Caldera, así como en el kilómetro 15 de la vía desde La Laguna y en el 10 de la subida por Los Loros (Arafo). También se impidió el paso al Puerto de la Cruz por la vía de Martiánez, justo antes del túnel, por la cascada que suele formarse en dicho enclave. García recordó que la citada caída de agua se debe a un problema de la red de pluviales en vías del Ayuntamiento del Puerto de la Cruz que están en la parte alta del mencionado acantilado. En el ámbito del Parque Nacional del Teide la altura media de la nieve en la calzada superaba en algunos puntos el medio metro. Pero debajo de la nieve existe gran cantidad de placas de hielo, que resultan muy peligrosas para la conducción. El director insular de Carreteras advirtió a los ciudadanos “poco colaboradores” que, por ese motivo, no se puede acceder a Las Cañadas si no es con vehículos todoterreno y equipados con cadenas.

Desprendimientos.

La sala operativa del 1-1-2 informó de que, en torno a las seis de la madrugada de ayer, cuatro vehículos sufrieron desperfectos en la autopista del Sur de Tenerife (TF-1) por la existencia de piedras en la calzada. Los hechos ocurrieron a la altura de Las Caletillas, en Candelaria, en sentido a Santiago del Teide. Las piedras procedían de un desprendimiento del talud existente en el tramo. En el suceso no hubo heridos. En la citada vía, pero esta vez a la altura del kilómetro 3, existió riesgo de desprendimientos, pero no se llegaron a producir. En cambio, la caída de piedras a la autovía de San Andrés, cerca del Oceanográfico, obligó a cortar el tráfico en sentido a la capital y desviar la circulación por la Dársena Pesquera. También hubo caída de piedras en el kilómetro 7,5 de la vía de acceso hasta el Parque Nacional del Tenerife (TF-21). Además, por precaución se mantuvo cerrada la carretera hasta el faro de la Punta de Teno por riesgo de desprendimientos, aunque hasta la tarde de ayer no se produjo ninguno. En la zona próxima al casco urbano de Garachico también cayeron piedras a la vía principal. También se registró un corte parcial de la carretera de acceso a Roque Negro, en Anaga (Santa Cruz de Tenerife), al igual que en la carretera que discurre por La Corona, en Icod El Alto (Los Realejos). En La Gomera se cortó el acceso a la zona de El Cedro, de nuevo por desprendimientos.

El Teide recibe una de las nevadas más grandes Andrés Gutiérrez

Otras incidencias.

En la Autopista del Norte (TF-5), a la altura de Las Chumberas y el Parque Comercial de La Laguna, fue necesaria la intervención de operarios de carreteras por problemas de alcantarillado. En la zona de San Vicente, en el municipio de Los Realejos, hubo cortes intermitentes del suministro eléctrico en la mañana de ayer, mientras que en Boca Cangrejo, en El Rosario, se registraron chispazos en algunos postes de la luz, según informó el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes). En la calle Callao de Lima, en la capital tinerfeña, se detectó la caída de cascotes desde un edificio. Durante la noche y la madrugada de ayer, en el paseo de Las Acacias, también en Santa Cruz, cayó una farola y el muro lateral de la vía, a la vez que se produjo el hundimiento de parte de la calzada.

Vientos y lluvias.

La borrasca Filomena también trajo consigo rachas de viento que en algún punto del Archipiélago llegó a superar los 100 kilómetros por hora, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Dos de los diez puntos con las mayores rachas de viento del país estuvieron en Canarias: Izaña con 107 kilómetros por hora y los 85 detectados en el Alto de Igualero, en Vallehermoso (La Gomera). En cuanto a la precipitación acumulada, destacan los 26,8 litros por metro cuadrado que se registraron en San Juan de la Rambla; 26 en Candelaria; 22,2 en Llano de los Loros, en La Laguna; 20,7 en el Puerto de la Cruz, y 20.6 en La Victoria de Acentejo. También cayó una cantidad relevante de granizo en diferentes zonas, como en Los Realejos, por ejemplo.

Temperaturas.

A las cuatro de la tarde, en la estación de Izaña (cumbres de Güímar) había una temperatura de cuatro grados bajo cero. Según la información ofrecida por la empresa que gestiona el Teleférico, pasadas las 17:15 horas de ayer, en la estación superior de la infraestructura la temperatura llegó a los 12 grados bajo cero, con una humedad del 91 por ciento. A las ocho de la mañana, en Adeje hubo 12 grados y por la tarde había subido hasta casi los 19. A las cuatro de la madrugada, hubo menos de 13 grados en Anaga. En varios momentos de la madrugada y la mañana, hubo menos de nueve grados en la estación de La Victoria de Acentejo. En el caso del Puerto de la Cruz, la temperatura mínima fue de 13 grados a las 6:00 horas. En La Laguna, el termómetro marcó menos de siete grados desde las dos de la madrugada hasta la una de la tarde.

El Teide recibe una de las nevadas más grandes Andrés Gutiérrez

La Palma.

Filomena dejó en La Palma una estampa que hacía siete años que no se repetía, con las cumbres nevadas y que casi pueden apreciarse desde todos los puntos de la Isla. Las temperaturas también ayudarán a disfrutar por más tiempo de este paisaje, ya que el termómetro se mantuvo bajo cero durante el sábado en la cumbre y podrán prolongarse durante las próximas jornadas, permitiendo perdurar el manto blanco de nieve. Y no sólo dejó nieve, también la lluvia, con cantidades acumuladas que hacen sonreír al sector primario palmero. Cifras que llegan a los 287 litros por metro cuadrado en el Roque de Los Muchachos o 247 en el municipio de Breña Alta en la última semana.

Así, La Palma ya recibió en tan sólo diez días del año 2021 casi un tercio del agua que llovió en 2020. Las máquinas quitanieves trabajaron durante todo el sábado para garantizar los accesos al Observatorio del Roque de Los Muchachos, que durante las dos últimas jornadas permaneció cerrada tanto por Mirca como por Garafía, debido a que se formaron placas de hielo sobre el asfalto por las bajas temperaturas y desprendimientos en varios puntos de la calzada. En las vías de la cumbre de La Palma se llegaron a acumular hasta 20 centímetros de nieve. Otra vía que permanecen cerradas al tráfico para evitar cualquier incidente es la LP-214 Los Brecitos, de acceso a La Caldera de Taburiente, como consecuencia de la crecida en el barranco de Las Angustias.

Previsión para hoy.

El delegado de la Agencia estatal de Meteorología (Aemet) en Canarias, Jesús Agüera, afirmó que para hoy no están previstas nuevas nevadas y ya no hay avisos vinculados con la borrasca Filomena. Para hoy se prevén intervalos nubosos, junto con cielos soleados. Además, según Agüera, se contemplan lluvias débiles, localmente de carácter moderado en las vertientes norte de algunas islas y medianías. La Aemet considera que habrá temperaturas en ligero ascenso, así como vientos en dirección Noroeste-Norte, de entre 40 y 70 kilómetros por hora. Además, habrá menos oleaje, con olas de entre dos y tres metros.La borrasca Filomena dejó un gran manto blanco en el Parque Nacional del Teide y parte de la Corona Forestal, así como placas de hielo en las carreteras de acceso a Las Cañadas y mucho frío en las cumbres.