Las lluvias de las últimas semanas han cubierto de un manto verde la geografía de Lanzarote, dejando una imagen bien distinta de la isla, informa La Voz de Lanzarote. De momento, la borrasca sigue rociando de forma constante muchos municipios de la isla, con fuertes rachas de viento. Mientras, Fuerteventura sigue recibiendo unos pequeños rocíos esporádicos.

Durante el día de ayer se mantuvieron las precipitaciones, tras un sábado que dejó una singular estampa de granizo en Tinajo y Haría, dejando también una capa de escarcha en las fincas de vino de La Geria. Eso sí, las precipitaciones han perdido la intensidad de los primeros días de la borrasca ‘Filomena’.

Teguise había acumulado durante la tarde de ayer 6,4 litros por metro cuadrado, por los 6,4 litros de Teguise y los 6,2 litros de Tías, que también registró rachas de viento de hasta 60 kilómetros por hora, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Por su parte, Fuerteventura continúa siendo la isla menos agraciada por el paso de esta borrasca. Pájara registraba ayer tarde 3,4 litros por metro cuadrado, por los 1,6 litros en el puerto de Gran Tarajal; 1,4 litros en Antigua; casi un litro en el aeropuerto; y algo más de medio litro en el norte, en Haría, como datos significativos registrados por el organismo público nacional.