La Policía Canaria ha propuesto sancionar por incumplir las medidas contra la covid-19 a 18 personas que fueron sorprendidas cuando jugaban al bingo en una asociación de vecinos de Gran Canaria.

Según ha informado este viernes en un comunicado la Consejería de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, al presidente de la asociación le proponen dos sanciones de carácter grave por tener abierto el local pese a la alerta 3 por covid y permitir el juego sin la autorización debida.

Efectivos de la Policía Canaria se presentaron en el local el pasado día 19 tras recibir una llamada el 112 y, además de iniciar los expedientes sancionadores, se incautaron de 1.041,10 euros en efectivo, un libro de anotaciones y diverso material para realizar la actividad ilegal, señala la nota.

El presidente de la asociación de vecinos se enfrenta a una multa de entre 3.001 a 60.000 euros por mantener abierto el local cuando la isla está en nivel 3 de alerta por la covid, así a otra de entre 1.500 y 10.000 euros por una infracción grave de la ley de juegos y apuestas.

El resto de las personas expedientadas se enfrentan a unas posibles sanciones leves de 120 euros.