La Guardia Civil investiga la maniobra de la avioneta que cortó un cable en Tenerife

El piloto volaba a muy baja altura y, según Endesa, pudo pasar por debajo del tendido de media tensión y dejó sin luz a medio centenar de vecinos de la localidad de Arico

Pedro Fumero

La Guardia Civil investiga la arriesgada maniobra del piloto de una avioneta que en la tarde de ayer cortó un cable de un ramal de la línea de media tensión de Tajao, en el municipio de Arico, en Tenerife. Tras seccionar el conductor de electricidad al pasar por la parte inferior, la aeronave prosiguió su vuelo. Los hechos ocurrieron a pocos metros de la gasolinera Cepsa próxima a la entrada de Abades. Medio centenar de vecinos de la zona de Jardín del Atlántico se quedaron sin luz durante varias horas, mientras que en algunos barrios de la costa el suministro eléctrico se interrumpió apenas cinco o diez minutos, según fuentes del Ayuntamiento.

Ayer trascendió que la avioneta realizaba un vuelo desde el aeropuerto de La Gomera hacia Tenerife Norte, según fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA).

El alcalde de Arico, Sebastián Martín, se puso al frente de la emergencia en el puesto de mando avanzado. Una de sus gestiones fue solicitar a la empresa encargada de la línea afectada, Endesa, un grupo electrógeno para atender las necesidades de los vecinos de Jardín del Atlántico de forma temporal. Dicho motor fue necesario transportarlo desde la zona de Güímar.

Durante toda la tarde y la noche, operarios de Endesa intervinieron para intentar reparar el cable afectado.

Un ramal

Después de la reparación del conductor, para poder izarlo fue necesario cortar la autopista del Sur de Tenerife (TF-1) durante cerca de media hora. Anoche estaba previsto que los barrios de La Jaca y Las Listadas, en el litoral de Arico, sufrieran cortes controlados de la luz en el marco de las tareas de mantenimiento.

Fuentes de Endesa explicaron que el cable seccionado correspondía, de forma concreta, de un ramal de la línea de Tajao que se dirige hacia la zona de Jardín del Atlántico.

Para tomar parte en el servicio, hasta el lugar acudieron guardias civiles de Seguridad Ciudadana y del destacamento de Tráfico de Granadilla, policías locales de la localidad, Bomberos de Tenerife y voluntarios de Protección Civil.

El regidor mantuvo informado del incidente al presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, y al vicepresidente y consejero insular de Carreteras, Enrique Arriaga.