El Tribunal Calificador de las pruebas selectivas para el acceso mediante turno libre al Cuerpo General de la Policía Canaria ha anunciado su decisión de anular el ejercicio de inglés incluido en las mismas.

Según ha informado el Gobierno de Canarias, el Tribunal Calificador quiere preservar, según su nota, que no exista ninguna ventaja competitiva entre los opositores y que no se perjudique a ninguno de ellos.

Ayer sábado tuvo lugar el primer ejercicio de conocimiento de la fase de oposición de esas pruebas selectivas para el ingreso por el sistema general de acceso turno libre, que incluye una primera parte consistente en un examen tipo test y una segunda parte que consta de prueba de idioma Inglés. Celebrado el sorteo, se realizó el examen Tipo Test n.º 2 y el examen de Inglés n.º 2.

El Tribunal Calificador reunido hoy en sesión extraordinaria acordó la anulación de la prueba correspondiente al idioma de inglés sin que se proceda a su corrección ni puntuación, dando traslado de la decisión a la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias al objeto de señalar una nueva fecha de celebración de parte de la prueba con base en los principios de seguridad jurídica y transparencia normativa.

El motivo de esta decisión, explica el director general de Seguridad y Emergencias, Gustavo Armas, se fundamenta en la similitud del texto de la prueba de inglés con otro texto del que disponía una academia privada de formación de opositores, pudiendo dar lugar a una posible ventaja competitiva entre los opositores. En cambio, el Tribunal Calificador acuerda la corrección y puntuación de la primera parte del ejercicio, examen tipo test, dado que tiene carácter eliminatorio como prueba diferenciada respecto a la segunda parte.

Todo se trata de una “coincidencia”

La Academia de Estudios Policiales (Aespol) de La Laguna, que había trabajado con este mismo texto durante la fase de preparación de los alumnos, asegura que todo se trata de una “coincidencia”. “Nosotros trabajamos con la Universidad de La Laguna y un becario utilizó ese texto libre, sacado de una web de internet que se utiliza mucho para exámenes de inglés” de nivel B1, explicó Rayco Hernández, director del centro de estudios. 

Hernández indicó que ayer, después de la oposición, los alumnos que iban saliendo le decían que había una gran similitud entre el texto que apareció en la prueba y con uno de los 120 con los que habían trabajado durante los últimos meses. La coincidencia viene, según el director de Aespol, en que el Tribunal escogió de esa web de internet el mismo artículo, que versa sobre los robots y su relación con los futuros trabajos. 

Asimismo, Hernández apuntó que “si el proceso se quiere hacer limpio desde el principio”, está de acuerdo con que se suspenda la prueba de inglés. “Que lo hagan justo, que no pasa nada”, porque, añadió, “confío en este tribunal”. “El haber tomado la decisión tan rápida es que tienen las cosas claras, para mí eso no es malo, confío que el proceso va a ser limpio”. Aunque exige que en la repetición “se utilice un texto original”. “Pido que lo elaboren ellos, que no lo copien de internet” y si entonces resulta que alguna academia ha trabajado con ello, “eso no puede ser”.

El secretario general de Comisiones Obreras en la Policía Canaria, Francisco López, declaró por su parte que es “lógico” que los opositores en casos como el ocurrido ayer hagan sus elucubraciones. “Este sindicato lo que ve por parte del tribunal es un gesto de transparencia” porque, en su opinión, “podrían no haber repetido la prueba, porque no hay nada que diga que no se ajuste a derecha, hay una casualidad que sea un fragmento trabajado de un texto en una academia o centros de estudios, pero no es nada que invalide la prueba desde el punto de visita legal”. Y apostilló: “El tribunal lo ha hecho bien, ante la mera sospecha antes que nada ha anulado la prueba”.