La Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras (FSC-CCOO) en el Ayuntamiento de Santa Lucía denuncia que "la mala planificación" de los servicios de la Guardia Civil de Vecindario, sumado al déficit de su plantilla, hace que la Policía Local tenga que asumir prácticamente a diario muchos de sus servicios, desatendiendo así a los que son propios del cuerpo municipal.

El sindicato recuerda que "desde hace muchos meses" el puesto de la Guardia Civil de Vecindario reclama los servicios de la Policía Local de Santa Lucía para atender casos de hurtos, robos, violencia de género, ocupación de inmuebles, alteración del orden, y otros muchos servicios que no pueden atender por no disponer de ninguna pareja de agentes.

Para el portavoz de FSC-CCOO, Carlos Lemes, "la mala planificación interna de la Guardia Civil, está motivando que las solicitudes de servicios a la Policía Local sea una constante diaria, a pesar de que ambos cuerpos tienen prácticamente los mismos efectivos en Vecindario". Detalla que, "mientras la Policía Local tiene entre cinco y veinte policías locales por turno, la Guardia Civil tienen entre dos y seis guardias civiles prestando servicios en el municipio".

Es "notorio" el esfuerzo que realiza la Policía Local en la prestación de los servicios, según el sindicato, que precisa que "ejemplo de ello es que, prácticamente, el 75% de las denuncias en materia de prevención sanitaria como consecuencia de la pandemia de la COVID-19 en estos últimos ocho meses las han realizado los policías locales", mientras que el resto han sido impuestas entre la Guardia Civil y el Cuerpo General de la Policía Canaria, "lo que muestra que la presencia de la Policía Local en las calles es más notoria, a pesar de contar con prácticamente los mismos efectivos".

Servicios sin atender

FSC-CCOO lamenta que, al tener que asumir los servicios derivados diariamente por la Guardia Civil, las llamadas de los vecinos a la Policía Local demandando servicios como ruidos en inmuebles, vehículos mal estacionados, accidentes de tráfico, entre otros muchos requeridos por la ciudadanía, "resulten imposibles de atender" antes las prioridades sobrevenidas por la derivación de servicios de la Guardia Civil.

A juicio del sindicato, el Ayuntamiento de Santa Lucía debe exigir de forma inmediata al delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, que examine lo que está sucediendo en el cuartel de la Guardia Civil de Vecindario, máxime cuando el municipio y por ende, sus ciudadanos, han puesto a disposición de la Guardia Civil dos terrenos valorados en más de cinco millones de euros para la construcción de dos cuarteles. En uno de ellos, según el sindicato, "con más del 5.000 metros cuadrados, solo trabaja un capitán y no más de cinco agentes de la Guardia Civil, mientras que en el otro, de más de 2.000 metros cuadrados solo está ocupado por 60 o 70 guardias civiles".

"Se supone que la inversión del municipio es para mejorar la seguridad de todos los ciudadanos, no solo tener espacios destinados a la gestión interna del Cuerpo, que parece estar carente de una planificación correcta de los recursos humanos", concluyen desde la fuerza sindical.