Suscríbete

Caso Abierto - La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias usa un avión con 40 años de antigüedad para los traslados médicos a la Península

El aparato sufrió un avería durante la evacuación de un bebé a Madrid y se desvió a Lanzarote | El SUC recalca que cumple la normativa de seguridad

El avión de la compañía Eliance, encargado de realizar los traslados médicos a Península, en el aeropuerto de Gran Canaria. | | LP/DLP

Un avión con doble turbohélice de 40 años de antigüedad es el encargado de realizar los traslados de pacientes desde Canarias a la Península. Esta aeronave tuvo una avería el pasado lunes pocos minutos después de despegar del aeropuerto Tenerife Norte con destino Madrid para evacuar a un bebé de 4 meses, que le obligó a aterrizar sin problemas en Lanzarote. El Servicio de Urgencias Canario (SUC), encargado de este servicio, asegura que el aparato cumple con toda la normativa y que ha pasado todos los años los «exhaustivos» controles de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) para garantizar su seguridad. El niño fue trasladado este martes en otro avión medicalizado a la capital española.

El Beechcraft King Air 200 perteneció a la compañía Urgemer Canarias, que ganó el concurso celebrado en 2011 para el «servicio de transporte sanitario aéreo mediante avión de soporte vital avanzado» con una duración de 4 años, más 2 de prórroga, y que se ha ido prorrogando durante los últimos ejercicios. Esta aeronave, que desde abril de 2019 pasó a ser propiedad de la empresa Eliance Aviation Global Service al adquirir esta Urgemer Canarias, ha estado realizando traslados entre Islas y, sobre todo, de pacientes canarios que tenían que acudir a la Península -sobre todo Madrid, Barcelona y Sevilla- debido a su estado de salud.

Su antigüedad incumple con el pliego de condiciones del concurso público celebrado hace ya una década, cuando se exigía dentro de la características técnicas y el equipamiento que tuviera como máximo 15 años de edad. Sobre su edad, el SUC indicó que no condiciona su operatividad y recalcó que anualmente pasa una revisión «exhausta» por parte del organismo estatal que vela para que se cumplan las normas de aviación civil.

Trayectoria que realizó la aeronave el pasado lunes durante la avería que le obligó a desviarse a Lanzarote.

Mantenimiento

En este sentido, fuentes aeroportuarias también señalaron que la importancia del estado de una aeronave recae sobre todo en su mantenimiento más que en su edad, por lo que aseguraron que se trata de un aparato seguro. Asimismo, indicaron que desde hace años se está a la espera de que el SUC publique un nuevo concurso por este servicio que, puntualizaron, está caduco y se prorroga todos los años después de que finalizara el plazo en 2017.

Esta aeronave, con matrícula EC-JJP, fue entregada a su primer propietario en junio de 1981, por lo que en unos días cumplirá las cuatro décadas. Durante los primeros 25 años perteneció a seis dueños hasta que en junio de 2005 pasó a manos de Urgemer Canarias, una empresa especializada en el transporte público de pasajeros y mercancías.

El avión medicalizado del SUC realizó el año pasado 829 traslados de pacientes entre islas y a la Península. El SUC informó en marzo que este servicio fue puesto en marcha en 1994 y tiene su base en el aeropuerto de Gran Canaria, donde permanece de guardia su tripulación compuesta por un comandante y un segundo piloto y el equipo sanitario, integrado por 7 médicos y 7 enfermeros, que rotan en turnos de 12 horas, todos con amplia experiencia en el sector de las urgencias sanitarias hospitalarias.

La aeronave cambió de rumbo 22 minutos después de despegar


El avión medicalizado del Servicio de Urgencias Canario (SUC) sufrió una avería el pasado lunes sólo 22 minutos después de despegar de Tenerife Norte con destino a Madrid para evacuar a un bebé. Su tripulación decidió desviarse a Lanzarote en vez de regresar a la Isla o hacerlo en Gran Canaria, donde tiene su base, y en ningún momento declaró emergencia.

La aeronave Beechcraft King Air 200 con matrícula EC-JJP salió a las 12.15 horas de Los Rodeos y llegó a alcanzar los 24.022 pies (7.321 metros de altura) cuando llevaba 22 minutos en el aire. A partir de ahí descendió hasta 7.000 pies (3.657 metros) en seis minutos para después aterrizar en Lanzarote sobre las 13.05 horas, según los datos de FlightRadar24, web de seguimiento de vuelos.

Un avión reactor, también medicalizado, se desplazó a la isla conejera para trasladar en la tarde del martes al pequeño a Madrid. A. C. D.


Compartir el artículo

stats