Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un encapuchado atraca una farmacia en el Sur y se delata por una medicina

El ladrón se llevó psicotrópicos y un fármaco que solo le habían recetado a él en el centro de salud de Playa del Inglés | Antes del arresto disparaba a los pájaros

La pistola que llevaba el supuesto ladrón.

La Policía Nacional atrapa en San Bartolomé de Tirajana a un hombre de 22 años que había atracado con una pistola y estando encapuchado una farmacia de Playa del Inglés, en el municipio grancanario de San Bartolomé de Tirajana. El ladrón se delataría él mismo al pedir a la empleada que le entregara psicotrópicos y un fármaco que no suele recetarse, gracias al cual pudo ser identificado por los investigadores. En el momento de su detención, que se llevó a cabo en su domicilio de la calle Alegranza, de San Fernando de Maspalomas, disparaba con una pistola de airsoft a las aves.

La Policía Nacional recibió la tarde del 31 de mayo la denuncia del responsable de una farmacia ubicada en Playa del Inglés, en la que declaraba que su empleada había sido víctima de un robo a punta de pistola por parte de un individuo encapuchado. Según el relato del denunciante, el individuo accedió al interior del establecimiento y, tras mostrar el arma, exigió a la trabajadora que le entregara gran cantidad de psicotrópicos y un fármaco muy específico, que no suele comercializarse.

Con la información recabada, los funcionarios se personaron en un centro de salud cercano. Gracias a las características del fármaco sustraído y la colaboración del personal, consiguieron identificar a un único hombre al que se le había prescrito por un médico.

Tras comprobar que se trataba del mismo individuo, los agentes de la Policía Nacional acudieron a su domicilio, ubicado en la calle Alegranza de San Fernando de Maspalomas, donde escucharon varias detonaciones.

Los agentes pudieron observar al investigado disparar con un arma de airsoft a varias aves desde la azotea del inmueble, procediendo finalmente a su detención como presunto autor de un delito de robo con violencia, e interviniendo la pistola supuestamente utilizada durante el atraco.

Al supuesto ladrón de la farmacia, de 22 años, no le constan antecedentes policiales, según la Policía Nacional.

Compartir el artículo

stats