Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un detenido en una pelea entre dos parejas en Alcaravaneras

Uno de los implicados resultó herido con erosiones durante la reyerta, aunque rechazó ser trasladado

Momento en que la Policía procede a la detención del presunto agresor en Alcaravaneras.

Al menos una persona ha sido detenida en una pelea entre dos parejas que ha ocurrido esta tarde en la playa de Las Alcaravaneras, en Las Palmas de Gran Canaria, y en la que se han utilizado armas blancas. Una persona ha resultado herida leve con erosiones y una menor con crisis de ansiedad, según han indicado las fuentes consultadas.

Los hechos ocurrieron pocos minutos después de las cinco de la tarde. Algunos bañistas se percataron de que algo ocurría cuando vieron una amplia presencia policial. María, quien se encontraba en la playa capitalina junto a su hijo, indicó que un chico joven, de unos 25 años y nacionalidad venezolana, de repente se les sentó al lado. “Cuando vimos tanta policía dijimos: qué raro, algo habrá pasado”. El chico, entonces, “se puso aquí a contarnos su vida, que se estaba escondiendo de la policía, que tenía 25 años y que llevaba aquí dos, y decía que estaba buscando casa para ocuparla”.

María no le dio importancia a eso de que se “estaba escondiendo de la Policía”. Ni tampoco cuando comentó que “acababa de apuñalar a uno”. “Yo no lo creía”, continúa, “parecía una película” inventada por el joven. Sin embargo, de repente aparecieron los policías y procedieron a su detención en medio de los sorprendidos bañistas.

La película que estaba viendo María continuó con la aparición del agredido, otro joven que portaba una navaja en sus manos. La Policía lo identificó y lo llevó hasta el paseo de la Avenida Marítima. Todo ocurrió bajo la atenta mirada de un grupo de bañista, aunque en ningún momento se creó alarmismo entre las decenas de personas que tomaban el sol en la playa.

Las fuentes consultadas indicaron que se había producido una pelea entre dos jóvenes, uno de origen venezolano y otro colombiano, que acabó con este último herido con erosiones y no apuñalado, como se pensó en un primer momento. El primero, por su parte, fue detenido. Posteriormente, sus parejas sentimentales también se enzarzaron en otra pelea, precisaron las mismas fuentes.

Al lugar acudieron en primera instancia la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria, que procedió al arresto, y después la Policía Nacional. Una ambulancia del Servicio de Urgencias Canario (SUC) atendió al agredido, que presentaba diversas erosiones de carácter leve y rechazó ser trasladado a un centro médico, y a una menor de 17 años con crisis de ansiedad.

La Policía Nacional investiga las causas de la reyerta.

Compartir el artículo

stats