Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sierra Leona conduce al suicidio a un armador coreano residente en Canarias

Kim Sung Nyeon formó su familia, con un hijo y una hija, en Gran Canaria | El gobierno africano interceptó sus tres pesqueros «sin pruebas», señaló en una carta

Kim Sung Nyeon, armador coreano residente en Las Palmas de Gran Canaria que se suicidió recientemente.. | | LP/DLP

Kim Sung Nyeon, armador coreano residente en Las Palmas de Gran Canaria que se suicidió recientemente.. | | LP/DLP

Kim Sung Nyeon había formado su familia en Las Palmas, con un hijo y una hija que ahora viven con su madre en Corea del Sur. Su padre es técnico de máquinas y había venido a Canarias con la legendaria flota pesquera coreana. Hace unos quince años ambos se instalaron en Sierra Leona para dedicarse a la exportación de pesca a su país. Crearon una industria que daba trabajo a cuatrocientos trabajadores de Sierra Leona, encantados de que la inversión extranjera no se quedase en la cúpula del Gobierno y llegase a las humildes familias. Pero el año pasado el ministerio de Pesca (MFMR), a cargo de Emma Kowa Jalloh, inició una persecución implacable e injusta que acabó con el suicidio de Kim el pasado 2 de julio. Su muerte ha sido portada en varios medios de comunicación de Sierra Leona y ha tenido también eco en Corea. El gobierno de Sierra Leona se ha visto obligado a ofrecer sus condolencia a la familia mientras muchos de los antiguos empleados de Kim lloran en silencio su muerte.

Su cuerpo fue encontrado con una carta escrita en inglés en la que quería dejar testimonio al mundo de lo que el MFMR “ha hecho de mí (…) Los dirigentes del MFMR anteponen sus propios intereses al bien y al mal y no tienen conocimientos de pesca. El MFMR detuvo mis tres barcos durante nueve meses acusados de pesca ilegal, pero no encontró pruebas y los liberó nueve meses después sin disculpas ni arrepentimientos. Además, dos barcos fueron saqueados y el MFMR eludió responsabilidades”. A esta acción del ministerio de Pesca se sumó otra en marzo de este año contra el pesquero Jianmei 3, valorado en 200.000 dólares, a que le impusieron dos multas por el valor total de 5,7 millones de dólares en una detención irregular, tal como detalló en su carta, cuando estaba fondeado en el límite de la Zona de Exclusión Costera de las doce millas. “Lo perdí todo. Creo que el MFMR estuvo tratando de matarme durante un año y medio”.

Kim concluyó, después de desgastarse meses intentando resolver este entuerto, que todo era cuestión de dinero para los responsable del MFMR: “Son personas que se pronuncian sobre si algo está bien o está mal de acuerdo con el dinero de reciban. No importa que sea correcto o incorrecto. ¡Sólo piensan en el dinero! (…) Esto está retrasando el desarrollo del país. Con mi muerte quiero que el mundo conozca esta injusticia”.

Kim advirtió en su carta de despedida a los inversores extranjeros para que no malgasten su dinero invirtiendo en Sierra Leona porque el país “carece de justicia y seguridad” para ellos. El periódico The Organizer de Sierra Leona consultó a observadores políticos que consideran que el suicidio de Kim Sung Nyeon no pasará desapercibido a la comunidad internacional. “Es una acusación muy grave contra el gobierno SLPP del presidente Julius Maada Bio. Precisamente en un momento en que el país está experimentando la falta de capital extranjero, el suicidio del ciudadano coreano tendrá consecuencias irreparables”.

La agencia de noticias coreana Yonhap News difundió la trágica muerte en un despacho fechado en Johannesburgo en el que también se hacía eco de un comunicado del Ministerio de Información y Comunicación del gobierno de Sierra Leona del 7 de julio en la que se comprometió a investigar las denuncias de injusticia y corrupción por parte de funcionarios del MFMR: “Expresamos nuestro más sentido pésame a la familia en duelo, al gobierno coreano y el pueblo coreano”, con el añadido de que la policía local estaba llevando a cabo una investigación. La Embajada de Corea en Nigeria envió al cónsul a cargo a Sierra Leona el mismo 7 de julio para averiguar los hechos que rodearon el incidente y preparar los procedimientos funerarios con la familia de Kim.

El Gobierno de Seúl estaba colaborando con el de Freetown contra delitos marítimos como la piratería, el robo en el mar y la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada. El Ala Marítima de la Fuerza de Defensa de Sierra Leona, que estaba paralizada por falta de capacitación y recursos financieros, recibió en octubre del año pasado cuatro lanchas patrulleras que fueron donadas por el gobierno de Corea del Sur. Actuó como representante del embajador de Corea el fallecido Kim Sung Nyeon, quien dijo durante la ceremonia de recepción que se país se enorgullecía de la entrega de las lanchas rápidas. “Esperamos que la contribución de hoy no solo ayude al esfuerzo de Sierra Leona por desarrollar sus capacidades marítimas, sino que también fortalezca nuestra amistad ”.

Kim se había destacado también el Sierra Leona por su actividad filantrópica, por lo que era muy querido. Incluso la Asociación Industrial de Pesca del país le hizo un homenaje por su eterno descanso: “Lloramos el fallecimiento del querido colega, hermano, amigo, jefe y asociado” La comunidad coreana en Canarias está también conmocionada con la muerte del joven empresario, aunque no se sorprende de la forma irregular y arbitraria de proceder de las autoridades del MFMR. Kim también era un deportista destacando como profesor de artes marciales a cuadros de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria y de la policía de Sierra Leona.

La situación más llamativa del apresamiento del último pesquero de armador coreano, el Jianmei 3, la protagonizó la organización ecologista Sea Shepherd Conservation Society, que tiene un amplio historial en el que el fin justifica los medios. Anthony Bergin, subdirector del Instituto Australiano de Política Estratégica y miembro honorario del Centro de Investigación Cooperativa de Ecosistemas y Clima Antártico, dijo a ABC News que su gobierno debía distanciarse de las tácticas peligrosas de Sea Shepherd. “Debería estar prohibido en nuestros puertos”.

La organización ecologista, que no tiene personalidad jurídica en el país africano, fue escoltada por militares de Sierra Leona para asaltar el pesquero Jianmei 3, en una operación manifiestamente irregular por parte de ambos porque su actuación conjunta no tenía respaldo legal, ya que no respondía a ningún acuerdo de colaboración para ese tipo de actividades en aguas territoriales. Es como si las fuerzas del orden españolas escoltasen a un grupo ecologista en una de sus actuaciones. Es más, el pesquero en cuestión no estaba faenando, sino fondeado en el límite de la zona exclusiva de acuerdo a su GPS, que la MFMR no consideró fiable. Kim insistió ante ministerio de Pesca para que calibrase de forma correcta sus instrumentos, pero sus funcionarios se negaron a admitir cualquier error técnico.

Semanas antes de su muerte Kim anunció su intención, a través del despacho de abogados KMK Solicitors, de incoar procedimientos legales contra el gobierno de Sierra Leona por arresto ilegal y, por lo tanto, totalmente nulo. Los abogados argumentaron que durante el arresto no se identificaron en ningún momento como funcionarios de un ente gubernamental, por lo que se concluye que no estaban actuando de acuerdo a las órdenes del ministerio de Pesca y vulnera la Ley de Pesca de 2018 y su Reglamento de 2019.

El periodista Abu Shaw del The Organizer dijo que “los patriotas sierraleoneses han llegado a la conclusión de que si incluso los barcos del Sr. Kim Sung Nyeon no hubieran cometido delitos en aguas territoriales, el MFMR debía haber hecho justicia y no recurrir a la apropiación del dinero. Debería haber respetado al menos los 400 empleados y sus familias que se beneficiaban del empleo creado por el fallecido inversor coreano”.

Compartir el artículo

stats