Bomberos del Consorcio de Gran Canaria han rescatado esta tarde a tres perros que quedaron atrapados en un estanque de Santa Cristina, en el municipio de Santa María de Guía. La hipótesis es que los animales, que se cree que no tenían dueño, se tiraron para refrescarse de las altas temperaturas.

Los hechos ocurrieron a primera hora de esta tarde cuando los bomberos fueron requeridos para el rescate de un can adulto y otros dos más pequeños, que flotaban sobre paneles para el cultivo de semillas. Cuando llegaron, uno de los miembros se puso el traje de neopreno para los servicios de agua y se introdujo en la balsa con una camilla nido. Los canes, que se mostraron tranquilos en todo momento, fueron subidos y llevados hasta el exterior del estanque, abandonando el lugar corriendo sin que el veterinario del Ayuntamiento de Guía pudiera comprobar si tenían chip, según indicaron fuentes que actuaron en el rescate.

Las mismas fuentes apuntaron que en principio se descarta que los animales fueran tirados por alguna persona en el depósito de agua, sino que creen que los perros deambulan por la zona sin dueño y que, probablemente, buscaban refrescarse del calor cuando se vieron atrapados.