Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El barco del hachís deja un ‘botín’ de 5.000 toneladas de yeso en el Puerto

La Luz encarga una tasación para la venta directa de la carga que transportaba el mercante, junto a 20 toneladas de droga | El «Natalia» amenaza con hundirse

Las sacas en las que se encuentran los sacos de yeso en su interior, dentro de una nave de la Autoridad Portuaria de Las Palmas. | | LP/DLP

El Puerto de Las Palmas busca comprador para las 5.000 toneladas de yeso que llevaba como carga el mercante «Natalia», que fue interceptado el pasado fin de semana en aguas canarias con 20.000 kilos de hachís y una tripulación de 11 sirios por la Policía Nacional, en una operación conjunta con Agencia Tributaria y la colaboración de las autoridades francesas (Dnred). El buque permanece amarrado en la terminal de Opcsa, con riesgo de hundimiento.

La droga fue decomisada por la Policía Nacional, para su destrucción. Sin embargo, en el Puerto de Las Palmas se ha quedado la carga que servía de tapadera del negocio ilegal, y el propio buque. En estos momentos, en naves propiedad de la Autoridad Portuaria se almacenan las 5.000 toneladas de yeso, que se encuentran en sacas, dentro de las cuales se encuentras los sacos habituales con las que se comercializan en el mercado.

La descarga se ha prolongado cuatro días, debido a la enorme cantidad de material de obra que transportaba el «Natalia», con bandera de conveniencia de Palau.

El presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Ibarra, señala que un tasador independiente se encargará de valorar la mercancía, con la esperanzada de que aparezca algún comprador que se pueda hacer con la propiedad, ya que la idea es realizar una adjudicación directa para deshacerse cuanto antes de esta carga, para liberar también los únicas naves libres que dispone el Puerto de su propiedad.

En caso contrario, solo podrán optar por llevarlo a un vertedero, con el coste económico, medioambiental y de ocupación, que todo eso supone también.

Mientras, tanto el «Natalia» se encuentra amarrado en una zona alejada de la terminal de Opcsa. Como ya manifestaba la Policía Nacional tras la operación, el barco se encuentra en muy malas condiciones para su navegación, «con múltiples vías de aguas y riesgo de incendio en máquinas», lo que «obligó a un arduo trabajo de los funcionarios para mantenerlo a flota».

Uno de los históricos problemas del Puerto es la ocupación de su espacio por barcos retenidos y abandonados. Y este es uno más, cuyo estado también obligará a un seguimiento por temor a que se pueda hundir, como ha pasado en otras ocasiones. Incluso, antes de que sea subastado deberá ser también sometido a una limpieza anticontaminación.

11 marineros sirios

La Policía Nacional y la Agencia Tributaria, en colaboración con Francia, intervinieron el carguero que transportaba en la bodega 20 toneladas de hachís a 40 millas al sudeste de Fuerteventura. Los 11 tripulantes sirios fueron detenidos. Dos patrulleras de Vigilancia Aduanera abordaron el mercante, que «corría un serio riesgo de hundimiento, siendo habitual que estas organizaciones utilicen embarcaciones en mal estado que realizan su último viaje» antes del desguace. | J. B.

Compartir el artículo

stats