Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hallazgo

La tarde loca de la Policía de Oviedo: una víctima que resultó estar fugada y un bolso perdido que tenía droga

Descubren que una mujer desmayada en una terraza estaba en busca y captura y hallan droga en una cartera olvidada en el Antiguo

Patrulla de la policía local por la calle Cimadevilla.

Patrulla de la policía local por la calle Cimadevilla.

Todo un hallazgo casual, que dicen en la jerga de las investigaciones judiciales, fue lo que se encontró la Policía Local de Oviedo el sábado por la tarde en Ventanielles. Lo que era una intervención para auxiliar a una persona indispuesta se convirtió en la detención de una prófuga de la justicia.

Los hechos sucedieron a las 16.55 horas del domingo, cuando una llamada alertó a las fuerzas de seguridad de la presencia de una persona tirada en la calle en el número 8 de la calle Río Nalón. Según fuentes policiales, la señora se encontraba en una terraza de la zona, en ese momento se encontró mal y acabó sufriendo un colapso y por los suelos.

Con la llegada de los agentes se procedió a la identificación de la víctima, que pasó de esta condición a la de acusada al momento, con una simple confirmación de sus datos. La mujer que yacía en el suelo era una mujer sobre la que el juzgado de instrucción número 1 de Oviedo había lanzado una orden de busca y captura.

Una vez recuperada del desmayo, la mujer fue detenida y puesta a disposición judicial

Droga en la terraza

No fue esta la única peripecia rocambolesca que vivieron los agentes de la Policía Local de Oviedo durante una jornada del sábado que, por otra parte, no registró incidentes nocturnos ni concentraciones de jóvenes como sucedió en otros municipios asturianos. Pero sí más hallazgos casuales. Esta vez no era una persona tirada en la calle sino un bolso olvidado en otra terraza, esta vez en pleno casco viejo, en la calle Cimadevilla. Avisados unos agentes de la Policía Local de que alguien se había olvidado un bolso para que procedieran a hacerse cargo de él, los agentes buscaron documentos para identificar a la propietaria y poder devolverle sus pertenencias y se encontraron algo más que un DNI, una cartera o algo de dinero.

En el interior del bolso abandonado en la calle Cimadevilla había tres bolsas, cada una de ellas de un gramo de una sustancia que tenía toda la pinta de ser cocaína. No era la única sorpresa que contenía el bolso. Había una cuarta bolsa, esta vez con marihuana, y 150 euros repartidos en distintos fajos de billetes.

Los datos para identificar a la propietaria del bolso y de los supuestos estupefacciones supuso otra sorpresa para los agentes. La mujer era la misma que había protagonizado el mismo sábado por la mañana un incidente con la Policía Local a cuenta de un perro. Los agentes habían acudido alertados por la presencia de un perro abandonado del que esta mujer dijo ser la propietaria. Con perro pero sin el bolso lleno de material, la Policía Local de Oviedo dejó el asunto en manos de la Policía Nacional que se encargó de seguir con el procedimiento por supuesta posesión de sustancias ilegales.

Compartir el artículo

stats