Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos vuelcos en Arucas y Arrecife

Los bomberos no encuentran a ocupantes del vehículo en la capital lanzaroteña | Una conductora pierde el control del coche en la recta de la GC-3, en Arucas

Los bomberos trabajan en el turismo volcado en la calle Nicolás Estévanez, ayer. | | LP

Dos accidentes de tráfico se produjeron ayer prácticamente a la misma hora, con la diferencia de media hora, teniendo en común que se trataba de vuelco, aunque con la diferencia que uno ocurrió en Gran Canaria y el otro en Lanzarote. El otro aspecto en común fue que, en principio, no hubo daños personales, aunque ese hecho no se sabe con total seguridad porque el sucedido en la capital lanzaroteña desapareció el ocupante u ocupantes del coche.

El primero ocurrió sobre las 13.00 horas en Arucas, en un tramo inaugurado recientemente de la GC-3, la circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria que une con la carretera del Norte.

Una conductora perdió el control del vehículo en una recta de la GC-3, pasada la salida para la ciudad de Arucas y con dirección a Gáldar. Al lugar del vuelco acudieron una ambulancia del Servicio de Urgencias Canario ( SUC), Bomberos del Consorcio de Emergencias y miembros de Tráfico de la Guardia Civl.

La mujer accidentada salió del vehículo ayudada por otros automovilistas. Los bomberos, siendo uno del parque de Arucas y los otros del recinto de Telde, se encargaron del coche para facilitar la retirada de la calzada. Los miembros de la Benemérita regularon el tráfico y cortaron la circulación en ese tramo cuando fue necesario.

En Lanzarote, otro coche fue hallado volcado sobre las 13.30 horas en la calle Nicolás Estévanez, en Arrecife, en la zona industrial de Tenorio, frente a Altavista. A la cita vía se desplazaron Bomberos del Consorcio de Emergencias de Lanzarote y agentes de la Policía Local capitalina.

Una vez en el lugar los bomberos comprobaron que en el vehículo no había ningún ocupante, para que después procedieron a dar la vuelta al automóvil y desconectar la batería. Los agentes locales realizaron el atestado correspondiente y las gestiones para averiguar si el mencionado vehículo había sido o no sustraído.

Compartir el artículo

stats