Suscríbete

Caso Abierto - La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

37 acusados pactan con la fiscalía en el mayor juicio por tráfico de drogas en Mallorca

Otros 25 sospechosos serán juzgados a partir de mañana

Abogados y acusados, en una de las salas donde se celebra el juicio.

El mayor juicio por narcotráfico de la historia de Mallorca comenzó el lunes con un pacto masivo con la fiscalía. De los 72 acusados por distribuir marihuana, hachís y cocaína en Son Banya, Son Gotleu, La Soledat y la Part Forana, miembros de históricos clanes, 37 se conformaron con penas de entre 10 meses y 8 años de prisión por diversos delitos. Otros 25 no alcanzaron un acuerdo con la acusación y serán juzgados a partir de mañana en la Audiencia Provincial de Palma, mientras el ministerio público retiró finalmente los cargos contra la decena de procesados restante. El macrojuicio es la culminación de la ‘Operación Ludar’, uno de los mayores golpes policiales asestados al narcotráfico en la isla en los últimos años, llevado a cabo entre 2018 y 2019 por la Guardia Civil y que permitió decomisar grandes cantidades de droga y descabezar grupos muy activos.

Entre quienes aceptaron el pacto figuran algunos de los narcotraficantes más conocidos de la isla, como ‘La Eva’ y su marido, ‘El Lolo’. Él será condenado a siete años y ocho meses de prisión, mientras ella acató una pena de dos años y tres meses. En el otro lado, ‘El Moreno’, el hermano de ‘La Paca’, y su mujer, ‘La Rosario’, que no se conformaron y se enfrentan a peticiones de hasta seis años y medio de cárcel.

La Audiencia Provincial amaneció el lunes blindada por la Policía Nacional, que había diseñado un amplio dispositivo de seguridad para evitar cualquier tipo de incidente. Decenas de agentes de la Unidad de Prevención y Reacción controlaron la plaza del Mercat y sellaron el acceso al edificio judicial. A las puertas del Palacio de Justicia se congregaron familiares y allegados de los acusados, como ‘La Paca’. No hubo altercados.

En el banquillo se sentaron miembros de cinco conocidos clanes de narcotraficantes: ‘El Moreno’, ‘La Eva’, ‘Los Andújar’, ‘El Pitillo’ y ‘La Carmen’, buena parte de ellos con antecedentes por asuntos de drogas. La gran cantidad de implicados llevó a la Audiencia Provincial a habilitar tres salas para la celebración del juicio. En una, el tribunal, los abogados y algunos sospechosos, y en las otras dos el resto de implicados siguiendo la vista a través de videoconferencia.

Durante toda la mañana, la fiscal y los letrados negociaron acuerdos de conformidad. El ministerio público, que reclamaba inicialmente casi 500 años de prisión en total, ofreció rebajas en sus peticiones a cambio de que los implicados admitieran su culpabilidad. Tras varias horas de conversaciones, la mayoría de los implicados aceptó el trato. 37 de los procesados reconocieron los hechos ante el tribunal de la sección primera. Buena parte de ellos aceptaron penas de hasta dos años de prisión, que quedarán suspendidas, aunque algunos, como ‘El Lolo’, se conformaron con casi ocho años de prisión.

Estos implicados avalaron con su confesión el relato de la fiscalía. Según la acusación, que sitúa los hechos entre principios de 2017 y mediados de 2019, los cinco clanes actuaban de forma independiente pero colaboraban entre ellos. Los diferentes grupos copaban la distribución de estupefacientes principalmente en el poblado de Son Banya, Son Gotleu y La Soledat, aunque sus actividades se extendían también a Alaró, Algaida, Biniali, Binissalem, Felanitx, Inca y Selva.

El Equipo contra el Crimen Organizado (ECO) y la Policía Judicial de Algaida de la Guardia Civil iniciaron una larga investigación, bautizada como Operación Ludar, que culminó en abril de 2018. Unos 400 agentes llevaron a cabo 72 registros en diferentes puntos de Mallorca, con la incautación de más de dos kilos de cocaína y 13 plantaciones de marihuana que abastecían a los diferentes clanes de traficantes. Durante uno de estos registros, uno de los acusados se abalanzó con un cuchillo sobre uno de los guardias civiles y se lo clavó cuatro veces en el escudo de protección. El agente consiguió empujarlo y el hombre se atrincheró en una habitación, de donde salió más tarde con el arma en la mano y fue reducido.

Los 25 acusados que no han pactado con la fiscalía serán juzgados a partir del próximo miércoles, en una vista oral que según las previsiones se prolongará durante varias semanas. Las defensas plantearán al tribunal la nulidad de la causa en las cuestiones previas.

Compartir el artículo

stats