Suscríbete

Caso Abierto - La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Telde

Dos hermanos van a juicio por intentar matar a un camarero en Telde

La Fiscalía pide penas de entre nueve y doce años de prisión para los acusados | Uno de ellos asestó varias puñaladas a la víctima

Dos hermanos van a juicio por intentar matar a un camarero en Telde

Dos hermanos se sientan en el banquillo de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas este martes por haber, presuntamente, intentado asesinar a un camarero que se encontraba en su jornada de trabajo en el barrio San José de Las Longueras, en Telde, el pasado 6 de agosto de 2020.

La Fiscalía Provincial de Las Palmas solicita en su escrito de conclusiones provisionales que los hermanos José y Marcos C. sean condenados por un delito de tentativa de asesinato al entender que ambos planificaron acabar con la vida del trabajador de un bar llamado Valencia. Según el ministerio público, el principal acusado sobre las 14.00 horas del 6 de agosto de 2020 -por motivos que no se han aclarado- mantuvo una discusión con la víctima mientras ella se encontraba en su lugar de trabajo. 

Tras esto, José C. se dirigió a su casa en busca de un cuchillo de cocina. Su hermano Marcos C. se encontraba en el domicilio cuando quien le acompañó al local a tomar represalias por lo ocurrido anteriormente. Cuando llegaron al lugar, según el ministerio público, se pusieron de acuerdo para matarle. Por ello comenzaron a lanzarle banquetas hasta que, de manera imprevista, el principal acusado José C. saltó detrás de la barra y comenzó a asestarle puñaladas sin que el afectado pudiese defenderse de la agresión. 

José C., discutió con el afectado y después fue a su casa a buscar un cuchillo para matarlo

decoration

La víctima recibió cuchilladas en la zona torácica derecha, abdominal y extremidades, todas afectaron regiones vitales, por lo que la Fiscalía enfatiza en que de no habérsele realizado una intervención quirúrgica «urgente, se hubiese puesto en grave riesgo su vida». El agredido logró salir de detrás de la barra pero en ese momento el hermano del principal acusado le golpeó con una butaca en la nuca para después propinarle patadas en diversas zonas del cuerpo aprovechando que se encontraba en el suelo.

 El afectado pudo escapar del ataque y escapó del lugar de los hechos. Mientras que Marcos C. «al percatarse inmediatamente después de las consecuencias de sus hechos y, con ánimo de disminuir los efectos», optó por ayudar a la víctima y acompañarle a un centro médico. 

A causa de la agresión el afectado sufrió hemoneumotórax derecho, herida con sangrado activo en músculo dorsal ancho derecho, lesión incisa axilar posterior derecha y heridas incisas en el primer dedo de la mano derecha, tríceps izquierdo, muslo y pretibial izquierdos. Por tanto, requirió de tratamiento médico y quirúrgico ulterior consistente en tratamiento de neumotórax, drenaje pleural, sutura de heridas y tratamiento para la hemorragia. Además, necesitó de tratamiento analgésico y profiláctico. La víctima precisó por tanto de 60 días para su curación, de los que 43 fueron impeditivos y siete de hospitalización.

A su vez, la acusación pública destaca que el agredido presenta secuelas que consisten en cicatrices postquirúrgicas. El principal acusado se encuentra en prisión provisional por estos hechos desde el pasado 20 de agosto de 2020. José C. también cuenta con un antecedente penal y es que fue condenado a seis meses y un día de cárcel por sentencia firme del 17 de junio de 2009 por cometer un delito de robo con fuerza en grado de tentativa.  

Marcos C., por su parte, fue condenado dos años de prisión el pasado 29 de octubre de 2007 por dos delitos de robo con fuerza en las cosas, así como a seis meses de multa por otro el 5 de septiembre de 2011 de impago de pensiones.

La Fiscalía ha calificado estos hechos como un delito de asesinato en grado de tentativa por el que pide nueve años de prisión para Marcos C., en quien concurre además la atenuante de reparación del daño ya que ayudó a la víctima a llegar al centro hospitalario, y 12 años de cárcel para su hermano José C., con quien el afectado tuvo una discusión anterior al ataque. 

La acusación pública también solicita que se imponga la prohibición de comunicarse por cualquier medio y/o acercarse a la víctima a una distancia inferior a 500 metros durante 18 años sobre José C. y de 15 para Marcos C. En cuanto a la responsabilidad civil, el ministerio público ha interesado que se indemnice a la víctima con 3.415,51 euros por las lesiones que ambos hermanos le ocasionaron y de 4.701,42 por las secuelas que dejó en el agredido el ataque propinado por los acusados mientras trabajaba.

Será la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas quien juzgue a José y Marcos C. en una vista que se celebrará mañana de este miércoles en la Ciudad de la Justicia situada en la capital grancanaria.

Compartir el artículo

stats