Suscríbete

Caso Abierto - La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fraude

Llega la estafa de los "pisos fantasma"

Jóvenes en busca de alquiler denuncian engaños a la hora arrendar viviendas | La Policía recomienda denunciar todos los casos y recuerda sus medidas de prevención

Un hombre ve los anuncios de una inmobiliaria.

Lara y Juan llevan un par de meses buscando piso activamente. Como la mayoría de jóvenes en la veintena, conocen de primera mano las dificultades e incertezas que conlleva la emancipación. Según los datos del INE para el año 2020, el conjunto de su grupo etario cobraba una media 1.207,1 euros brutos al mes, casi la mitad que el de los mayores de 55 años, 2.361,2 euros. Ahora, además de hacer frente a malabarismos económicos condicionados por una capacidad adquisitiva precaria, también tienen que avizorar a potenciales estafadores que pretenden sacar rédito de situaciones de urgencia habitacional. Y eso es justo lo que le ha pasado a esta pareja afincada en Vigo.

“Vi el primer anuncio en uno de los portales más conocidos [Milanuncios] y, analizando las condiciones, me urgí a ponerme en contacto con la supuesta casera”, explica Lara. Las característica eran “inmejorables”. Un piso amplio y luminoso, con garaje y una buena ubicación: la Avenida da Gran Vía. Hasta admitían a sus mascotas. Solo había un dato que rechinaba. El precio del alquiler era de 500 euros. Como Lara consulta a menudo este y otros portales inmobiliarios, sabía que el precio “estaba por debajo del de mercado”. Podría ser una buena oferta, pensó, y se lanzó a escribir a su supuesta propietaria.

Tras una primera llamada frustrada, su interlocutora le explicó que era una persona con discapacidad auditiva y que, por lo tanto, todas las comunicaciones que mantuviesen deberían ser a través de mensajería instantánea. Hasta ahí, todo normal. La primera sospecha llega con uno de los primeros mensajes de la supuesta arrendadora: “Si realmente estás interesada, antes de poder ver el piso, deberás ingresarme una custodia de 900 euros”, explicaba. “En cuanto recibamos el ingreso, la inmobiliaria enviará a un agente con las llaves y el contrato para acompañaros en una visita a la vivienda”, continúa el mensaje al que ha tenido acceso este periódico. En caso de que no se decidiesen a alquilarlo, añade, “se le devolverá íntegramente la cantidad aportada”. Ante este proceder nada habitual en la ciudad, Lara les pide más información sobre la inmobiliaria que gestiona el proceso y la arrendadora le da una dirección web y un nombre comercial

Como ha podido comprobar Faro de Vigo, la web de la supuesta inmobiliaria incumple la Ley de Servicios de la Información al carecer de Aviso legal y no identificar al propietario del sitio adecuadamente. Ni nombre, ni dirección, ni CIF. Además, todas las fotografías del supuesto personal son imágenes de stock vendidas por portales de fotografía profesional. Y como culmen, el servidor estadounidense donde está alojada la web de la inmobiliaria ficticia cuenta con miles de webs sospechosas y de escasa seguridad para el usuario.

Con tal cantidad de incertezas, Lara decide pedirle garantías a la supuesta arrendadora. Número de cuenta, documento de identidad y un CIF válido. Tras las preguntas abiertamente incisivas, la interlocutora bloqueó las comunicaciones y, en unas horas, borró el anuncio de los portales inmobiliarios en los que estaba activo.

Este solo es uno de los casos de intento de estafa que esta misma pareja ha sufrido en tan solo una semana. Ahora, han decidido acudir a la comisaría de la Policía Nacional para poner en conocimiento de las autoridades toda la información que tienen y, así, tratar de prevenir daños mayores a otra gente que, como ellos busca piso con relativa urgencia.

La Policía Nacional reconoce que no tiene constancia de este tipo de estafas desde verano e instan a los afectados a que denuncien para poder actuar. Además, referencian una una clave en prevención: “En alquileres de vivienda habitual, recomendamos acudir siempre a ver la vivienda antes de efectuar el pago y rechazar excusas como que está ocupado por otros inquilinos o que está en obras”.

Compartir el artículo

stats