Siniestralidad

Un coche invade la acera del paseo Teruel de Zaragoza y atropella a cuatro personas, una de ellas grave

El vehículo se ha estrellado con un árbol tras arrollar el velador de un bar

Un coche arrolla una terraza en un paseo de Zaragoza

E. P. A.

F. V. / D. L. G. / L. M. G.

Cinco personas resultaron heridasuna de ellas de carácter grave, ayer por la tarde en Zaragozaen un accidente que se produjo cuando un coche se subió a la acera en el paseo Teruel y arrolló las mesas de la terraza del bar Resacas, situado en la confluencia con la calle Hernán Cortés.

El conductor, Diego O. O., de 48 años, dio positivo en el test de alcoholemia, con un valor de 1,04 miligramos por litro en aire espirado. Él también resultó lesionado.

El tronco de un árbol de gran porte que hay en se lugar frenó milagrosamente al vehículo, lo que impidió su avance por la acera, donde había varios veladores ocupados.

"Yo he visto cómo el coche embestía a dos personas, una mayor y otra joven, que iban juntas», relató otro testigo presencial. "El joven ha quedado atrapado entre el árbol y el morro del coche", añadió.

El vehículo implicado, un Hyundai Tucson, con un año de antigüedad, sufrió daños en la parte delantera izquierda. Se quedó parado en la acera, totalmente fuera de la calzada.

Numerosas personas se acercaron al lugar del hecho, atraídas por las luces de los vehículos policiales y la sirena de las ambulancias. Al principio había mucha confusión. «Creo que venía de la parte de abajo, de la Puerta del Carmen.

La Policía Local reguló el tráfico desde el primer momento y habilitó uno de los dos carriles del paseo Teruel para permitir el paso del tráfico, que a esa hora era muy intenso.

"El coche ha salido de la curva que viene de Hernán Cortés a toda velocidad", señaló un testigo presencial. "No sé qué le ha podido pasar al conductor que, en lugar de completar el giro, se ha subido a la acera y ha arrollado a un grupo de personas", añadió. "No es la primera vez que pasa algo así".

El siniestro tuvo lugar a las 20.45 horas y al lugar del siniestro se dirigieron numerosas dotaciones de la Policía Local y Nacional, así como varias ambulancias. Varios heridos fueron atendidos allí mismo, pero uno de ellos tuvo que ser trasladado en ambulancia a un centro sanitario.

Un posible error

"Lo que ocurre es que, a veces, los coches que giran de Hernán Cortés hacia paseo de Teruel lo hacen muy deprisa y evitan por los pelos el tráfico que sube desde la Puerta del Carmen", manifestó un vecino. "Sobre todo en verano, cuando hay menos tráfico, se ven muchas de estas maniobras temerarias", agregó.

"Es posible", comentó el cliente de un bar, "que el conductor llevara un coche automático y haya apretado el acelerador creyendo que era el freno".

La Policía Local de Zaragoza abrirá una investigación para determinar las condiciones en las que se produjo el atropello, para lo que contará con el testimonio de las personas que se hallaban en el lugar en el momento del accidente.