Suscríbete

Caso Abierto - La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Casos en aumento

Los Mossos tienen ya 17 denuncias por pinchazos en discotecas

Doce de los casos han ocurrido en la zona de Lloret de Mar y cinco en Barcelona

Jóvenes bailando en una discoteca. MONTSE RIERA

Los Mossos d'Esquadra tienen ya 17 denuncias por pinchazos en locales de ocio nocturno en Cataluña. Este viernes se han contabilizado tres más a las 14 que ayer tenía el cuerpo. Una de las últimas es la de una chica que sufrió el ataque en la discoteca Arena de Barcelona durante la madrugada del martes al miércoles. De las 17 agresiones denunciadas a día de ayer, la policía catalana informa que 16 son a mujeres -una de ellas es en grado de tentativa, pues la joven cazó al atacante antes de que le llegara a inyectar nada- y una a un hombre.

Uno de los elementos de peso con el que se está investigando esta práctica es la descripción que hizo la víctima del atacante, además de estar recopilando grabaciones de las cámaras de los locales para hallar indicios. En ninguno de los casos, según explican fuentes de los Mossos, el pinchazo precedió un acto de agresión sexual o hurto.

Todas las víctimas son jóvenes y las agresiones suceden en ambientes de fiesta, mientras que los pinchazos suelen ser en el brazo o el muslo, aunque también hay una víctima a la que se le inyectó una sustancia indeterminada en la espalda. Según ha conocido este diario, el primer caso del que tienen constancia los Mossos es de la noche del 10 de julio en Lloret de Mar. Entre esta localidad y la vecina Blanes se concentran 12 de los 17 casos. Los cinco restantes han ocurrido en Barcelona.

Por los casos conocidos hasta ahora todas las víctimas -excepto una- relatan aturdimiento, entre otros síntomas, y a diferentes intensidades. De casi todas ellas se ha extraído muestras que se están analizando sin que haya aun conclusiones. Tan solo de una de ellas se tienen los resultados y no se pudo encontrar nada por -apunta la policía catalana- el tiempo que pasó entre la inyección y el análisis. Por eso, insisten, es clave la rapidez de actuación en estos casos. Lo que sí tienen claro los investigadores es que esos pinchazos tienen efectos y que, por tanto, se entiende que se inyecta una sustancia que hasta ahora es desconocida.

Compartir el artículo

stats