El Gobierno busca empresas para quemar grandes cantidades de droga a 990 euros la tonelada

La iniciativa utilizará la incineración de las sustancias estupefacientes para generar energía y reducir la contaminación

Uno de los cargamentos de droga interceptados por el SVA español.

Uno de los cargamentos de droga interceptados por el SVA español.

El Ministerio de Interior ha anunciado su intención de contratar los servicios de una empresa encargada de la destrucción de drogas incautadas, con el objetivo de desalentar la venta de estupefacientes y ayudar al medio ambiente. Según datos oficiales, en 2021 se decomisaron en España más de medio millón de kilos de hachís y éxtasis, así como 50.000 kilos de cocaína. La destrucción de estas sustancias supone una carga importante de trabajo para los agentes, y también puede ser un proceso costoso.

El Ministerio de Interior ofrecerá un pago de 990 euros por tonelada quemada a la empresa que se encargue de la destrucción de las drogas incautadas. Para optar a este contrato, las empresas interesadas tendrán que cumplir una serie de requisitos legales y técnicos. Además de ayudar en la lucha contra el tráfico de drogas, la iniciativa tiene también un objetivo medioambiental, ya que se aprovecharán los residuos para generar energía.

La quema de los alijos de droga se lleva a cabo actualmente en grandes hornos industriales, lo que genera una gran cantidad de emisiones. Con la nueva iniciativa, se busca reducir este impacto medioambiental y aprovechar los residuos para la generación de energía.

La destrucción de las drogas incautadas es un proceso importante para garantizar la seguridad pública y evitar que estas sustancias lleguen al mercado. Además, la custodia de la droga puede suponer un gasto mayor que su destrucción, por lo que desde el Ministerio de Interior se ha trabajado para que este proceso se realice de la forma más rápida y económica posible.

El Ministerio de Interior ha anunciado su compromiso con la lucha contra el tráfico de drogas y ha destacado la importancia de la colaboración entre las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y la sociedad en general para acabar con este problema. Con la nueva iniciativa, se espera dar un paso más en esta dirección, contribuyendo a la seguridad pública y al medio ambiente.

Se espera que el proceso de selección de la empresa que incinerará las drogas finalice en los próximos meses.