Investigación

Muere una joven tras ser atacada por cinco perros de pastoreo

La jueza investiga si la agresión de los canes podría conllevar un homicidio imprudente

El Ayuntamiento decreta tres días de luto oficial en apoyo a la familia de la enfermera

Cinco perros acaban con la vida de una joven en un paraje de Zamora

Agencia ATLAS / Foto: EFE

M. J. Cachazo / Irene Barahona

Una joven de 27 años de edad, A.C., perdió este lunes la vida tras ser atacada por cinco perros de pastoreo en un camino de concentración situado entre Roales y La Hiniesta (Zamora). El trágico suceso tuvo lugar sobre las 18.20 horas cuando la joven, que cada día salía a pasear con su perro, fue atacada, por causas que se están investigando, por tres mastines y dos canes de careo. Al parecer, A.C., salió ayer a caminar sola y en el momento de ser atacada por los cinco perros mantenía una conversación telefónica con la madre, a la que antes de que se cortara la comunicación pidió auxilio.

De inmediato, la progenitora se desplazó hasta el camino de concentración en el que su hija le había indicado que se encontraba, pero ya no pudo hacer nada por auxiliarla. Fue el padre de la joven quien alertó a la Guardia Civil, y hasta el lugar del suceso también se trasladó personal sanitario, que nada pudo hacer por la víctima. Hasta el punto en el que tuvo lugar el ataque también se trasladaron psicólogos de la Junta de Castilla y León, para atender a los familiares.

Por otra parte, la Guardia Civil ha instruido las diligencias y ha identificado a los cinco canes que provocaron la muerte de la joven, que se encuentran bajo el control de los servicios veterinarios de la Junta, animales que son propiedad de un pastor que reside en La Hiniesta.

Tras el trágico suceso, la Guardia Civil recabó pruebas en el tramo del camino en el que la joven sufrió el ataque, al que también se trasladó la forense para proceder al levantamiento del cadáver. La autopsia determinará ahora la causa de la muerte de la joven, que residía en Roales, localidad en la que era conocida como la nieta de Cipri "El Herrero". La jueza investigará ahora si el ataque sufrido por la víctima es un homicidio imprudente, en función de las condiciones en las que su propietario tuviera a los cinco perros de pastoreo.

Un vehículo de la funeraria accede al camino en el que tuvo lugar el trágico siniestro.

Un vehículo de la funeraria accede al camino en el que tuvo lugar el trágico siniestro. / José Luis Fernández

Y es que, al parecer, no es la primera vez que los animales intimidan a personas que transitan por el camino de concentración en el que A. C. perdió la vida. Ciclistas aficionados se han puesto a disposición de la Guardia Civil para colaborar en la investigación. Además, el pasado sábado, varias mujeres tuvieron que huir campo a través en la misma zona tras ser perseguidas por un grupo de canes, hechos que también han puesto en conocimiento de la Benemérita.

Visiblemente emocionado, el alcalde de Roales, David García Montes, decretó ayer tres días de luto oficial y ha brindado a la familia de la joven el apoyo del Ayuntamiento. Hasta la vivienda familiar se trasladaron en la noche de ayer familiares y algunos vecinos, que quisieron arropar a unos padres rotos por la tragedia. Y es que A. C. era hija única y residía con sus progenitores en una casa de Roales.

De la joven, el alcalde resaltó que "era encantadora" y que su pasión era el deporte, por lo que cada día salía a caminar con su perro"No sabemos por qué la han atacado, no ha tenido ninguna opción de salir adelante con cinco animales de ese tamaño", reconoció García, quien no pudo contener las lágrimas al recordar a su vecina.

Enfermera de profesión, A. C. era muy conocida en Roales, una localidad en la que ayer se respiraba una honda tristeza y una profunda conmoción por un suceso sin precedentes en la provincia.

Suscríbete para seguir leyendo