SE CUMPLEN DOS SEMANAS DEL CRIMEN

¿Quién es el otro hombre que iba con Borja Villacís, rescató al herido y lo llevó al hospital?

Ignacio, "Nacho", fue condenado por intentar asesinar al abogado Emilio Rodríguez Menéndez. La esposa le ofreció entonces "50 millones, un Cartier y un polvo" por el encargo

La policía le tomó declaración al día siguiente del crimen de Villacís. Quedó en libertad sin cargos

Así fue la llegada a dependencias policiales de los dos detenidos en Toledo tras el crimen de Borja Villacís

POLICÍA NACIONAL

Borja Villacís no estaba solo cuando fue asesinado en la carretera de El Pardo el 4 de junio. Con él iba en el coche su amigo Luis El Pecas, que recibió un disparo de escopeta. Los asesinos salieron huyendo. Poco después, otro hombre, también amigo de Villacís, llegó en su coche, rescató a El Pecas y lo llevó al hospital, a la Fundación Jiménez Díaz.

Según la investigación de la policía, ese tercer hombre, llamado Ignacio, no estaba allí por casualidad. Los investigadores creen que también había participado en la cita previa entre Villacís y sus asesinos, que habían quedado en el parking de un restaurante cercano aquella mañana.

El hombre que rescató a El Pecas es, además, según fuentes del caso, un viejo conocido de la policía. Fue detenido en 1999 por intentar matar al abogado Emilio Rodríguez Menéndez.

En aquel entonces, Ignacio era un veinteañero que fue condenado a 11 años de cárcel. Cumplió condena, concedió entrevistas a la revista Interviú y al diario El Mundo y estudió la carrera de Derecho mientras estuvo en prisión.

50 millones, un Cartier y "un polvo"

Después de ser detenido, declaró que había conocido a la joven esposa del abogado -que también resultó condenada en aquel caso- y que ella le había ofrecido "50 millones de pesetas, un reloj Cartier y un polvo" si mataba a su marido.

sojojas

El abogado Rodríguez Menéndez, con su esposa, que fue condenada por encargar su muerte. / Sucesos

La policía tomó declaración a Ignacio al día siguiente del asesinato de Borja Villacís. Quedó en libertad sin cargos. Según fuentes del caso, habría participado como mediador en la reunión previa entre Villacís y sus asesinos, acompañando a la víctima y a El Pecas para tratar de que los dos grupos llegaran a un acuerdo. Tras esa reunión, él se fue en su coche.

No tuvo nada que ver en el tiroteo en el que su amigo fue asesinado, llegó poco después a la escena del crimen, rescató al herido y le llevó al hospital.

Dos detenidos

Los investigadores han detenido de momento a Kevin Pastor y a su madre, María José, por el asesinato de Borja Villacís. Ambos están en prisión y se han negado a declarar. Los dos y un tercer hombre fueron a la reunión con Villacís y sus amigos, entre ellos El Pecas e Ignacio, la mañana del 4 de junio.

Tras ese primer encuentro, todos se fueron en sus coches por la carretera que va hacia El Pardo. Durante el trayecto, el coche en el que iban Kevin, su madre y otro hombre, embistió al de Villacís y le asesinaron a quemarropa.

La mujer detenida por el asesinato del hermano de Villacís fue grabada mientras cambiaba la matrícula del coche junto a otro hombre

PI STUDIO

"Fueron a por él"

Fuentes del caso afirmaron que "fueron a por él". Utilizaron tres armas de fuego. El cuerpo de Villacís quedó tendido en la cuneta. También hirieron a El Pecas, rescatado luego por su amigo Ignacio, que lo llevó al hospital.

Kevin y el otro hombre huyeron campo a través. Su madre se fue con el coche y acabó detenida en una gasolinera de la plaza Elíptica de Madrid. Contó a los policías que la habían intentado secuestrar. Su hijo fue detenido en Yuncos (Toledo), donde se había refugiado entre una casa okupa y una furgoneta.

El otro asesino

La policía trata de localizar y detener al tercer asesino, que sigue fugado. También, de establecer el móvil del crimen de Villacís. El superviviente, Luis el Pecas, afirmó que los dos grupos habían quedado para pegarse, sin utilizar armas, para solucionar un asunto pendiente. Otras fuentes han hablado de una venganza porque habían denunciado a Kevin por quemar un coche.

Los investigadores creen que detrás de todo puede haber un asunto de mucho más calado y vinculado al narcotráfico. La víctima estaba acusada de formar parte de una red de blanqueo de dinero dirigida por otro antiguo ultraderechista, Niño Skin. El caso está pendiente de ser juzgado. Por su parte los asesinos detenidos tienen también antecedentes por tráfico de drogas.

Viejos nazis

Menos importancia dan los investigadores a la ideología ultraderechista y neonazi de varios de los implicados como causa del crimen. Fuentes del caso explicaron a este canal de investigación y sucesos que tanto uno de los asesinos, Kevin Pastor, como la víctima, Borja Villacís, habían dejado de participar en incidentes del mundo ultra desde hacía al menos "seis años o siete años".

De hecho, los últimos datos que tiene la policía sobre ellos en ese campo son de 2017 y 2018 respectivamente. Desde entonces, las únicas referencias que tienen sobre los dos, víctima y asesino, están vinculadas al mundo del narcotráfico.