Unos padres obligan a su hija a casarse con su primo por 1.000 euros

La víctima relató que llevaba años sufriendo malos tratos tanto físicos como psíquicos por parte de sus padres, quienes también la mantenían aislada y la obligaban a cumplir estrictas obligaciones domésticas

Unos padres obligan a su hija a casarse con su primo por 1.000 euros

Unos padres obligan a su hija a casarse con su primo por 1.000 euros

La Provincia

La Provincia

La Policía Nacional ha detenido a los padres de una joven, a su tía y a su primo por intentar obligarla a casarse a cambio de un pacto entre familias. La detención ha sido posible gracias a la denuncia de la joven, quien logró escapar de su hogar un día antes de que se consolidara el enlace matrimonial para evitar la boda.

Después de su primera huida, sus padres la localizaron días después y la castigaron severamente, aumentando las agresiones físicas hasta el punto de arrancarle un diente. Conociendo las consecuencias de su huida anterior, la joven decidió volver a escaparse, esta vez refugiándose en un centro especializado en malos tratos, donde recibió asistencia y puso una denuncia contra sus agresores.

Según las autoridades, la joven relató que llevaba años sufriendo malos tratos tanto físicos como psíquicos por parte de sus padres, quienes también la mantenían aislada y la obligaban a cumplir estrictas obligaciones domésticas. En septiembre de 2023, sus padres acordaron con una tía de la joven el matrimonio entre ella y su primo de 40 años, a cambio de 1.000 euros. Inicialmente, el enlace matrimonial estaba programado para diciembre en el consulado de Marruecos en Valencia, pero la joven se escapó para evitarlo.

Tras la denuncia, las Brigadas de Extranjería y Fronteras y de Policía Judicial en Alicante confirmaron la veracidad de los hechos y detuvieron a los cuatro involucrados: los padres, la tía y el primo, todos de nacionalidad marroquí y de entre 35 y 52 años. Los detenidos ahora enfrentan cargos por trata de seres humanos con fines de matrimonio forzado, lesiones y violencia doméstica.