Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos detenidos en Canarias por enviar vídeos de abusos sexuales infantiles

La Policía Nacional descubre imágenes sádicas y de zoofilia con la presencia de bebés | Twitter alertó de la publicación en su red social del material audiovisual

Policía Nacional. CNP

Pedofilia salvaje. La Policía Nacional detiene a 15 personas en Canarias y en las provincias de Albacete, Badajoz, Barcelona, Madrid, Málaga, Murcia y Orense por distribuir y almacenar material de abuso sexual infantil en red social Twitter, que fue quien dio la alerta. Entre los implicados se encuentra un comprador de material pedófilo de extrema dureza, cuyas imágenes y vídeos estaban protagonizados, en su mayoría, por bebés agredidos sexualmente de forma sádica y con prácticas de zoofilia. En la operación fueron identificados dos menores.

Twitter detectó que varios de sus usuarios habían publicado material audiovisual de explotación sexual infantil en sus cuentas, habiendo procedido de forma inmediata al bloqueo y eliminación de sus cuentas.

Esa información llegó a La Policía Nacional, a través de la Embajada de Estados Unidos en España, que a su vez recibió los datos procedentes del organismo internacional Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados (Ncmec), avisando gracias a la red social de la presunta comisión de un delito de distribución y tenencia de material de abuso sexual infantil a través de Internet, y que tenía como epicentro España.

La investigación permitió la identificación de 21 conexiones gestionadas por proveedores de acceso a Internet (ISP) ubicados en nuestro país, desde las que se compartía material ilegal a través de la mencionada red social.

Pre-púber

Con esta información, los agentes procedieron a la detención de 15 personas. De ellas, cuatro fueron detenidas en la provincia de Barcelona, tres en la de Madrid, dos en Málaga, y una en Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife, Albacete, Badajoz, Murcia y Orense.

En el transcurso de uno de los registros efectuados en la provincia de Barcelona, la Policía Nacional pudo comprobar que el detenido, además de distribuir material ilegal a través de las redes sociales, llevaba a cabo una intensa actividad de búsqueda en la red de material pornográfico infantil pre-púber. A todo esto se suma que efectuaba compras en la red.

Durante el registro domiciliario, se localizaron directorios, algunos ocultos, que contenían exclusivamente imágenes muy duras protagonizadas por menores de muy corta edad, la mayoría bebés.

A su vez, durante la operación, los agentes han intervenido 19 teléfonos móviles, 14 ordenadores portátiles, seis discos duros, cuatro memorias, tres tabletas, una tarjeta de memoria y tres DVD/CD.

Compartir el artículo

stats