Suscríbete

Caso Abierto - La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La toxicómana detenida por matar a una vecina en La Paterna "dejó huellas por todos los lados"

Yaiza R. F., en prisión preventiva, está acusada de cometer presuntamente los delitos de homicidio y de robo con violencia | Rosa C. S., de 70 años, «ayudaba al que se lo pidiera»

El edificio de La Paterna en el que ocurrió el homicidio de Rosa C. S.. | | JUAN CASTRO

El juzgado de Instrucción número 5 de Las Palmas de Gran Canaria, de guardia en el momento que sucedieron los hechos, ordenó ayer sábado el ingreso en prisión comunicada, preventiva e incondicional de Yaiza R. F., toxicómana de 42 años, que supuestamente apuñaló y mató a Rosa C. S., viuda de 70 años, siendo ambas vecinas del mismo edificio del barrio capitalino de La Paterna.

La investigada está acusada de haber cometido presuntamente un delito de homicidio y otro de robo con violencia, como informó ayer el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC). Yaiza R. F., madre de cuatro hijos y dos de ellos de corta edad, cinco y siete años, fue detenida por la Policía Nacional el pasado miércoles, tras haber ocurrido el homicidio durante la noche del martes en la vivienda de la víctima, entre las 21.30 y 22.00 horas.

Esta decisión del ingreso en la cárcel de Yaiza R. F., tras su comparecencia de ayer ante la autoridad judicial, no ha sorprendido a los vecinos del bloque número siete, que es el número 60 de la calle Manuel de Falla, del mencionado barrio de La Paterna.

Al contrario, la gran mayoría se lo esperaba. Varios vecinos de este inmueble, que tiene once plantas y 88 viviendas, vieron cómo la sospechosa salía del edificio con varios objetos y con manchas de sangre. Además, el bloque cuenta con cámaras de seguridad en el portal y en todas las zonas comunes del edificio.

«Dejó huellas por todos los lados», comentó un vecino, que prefirió conservar el anonimato, como los otros que hicieron declaraciones. «Aquí estuvieron los policías y los forenses el miércoles que fue detenida y el jueves, recogiendo pistas y huellas», agregó.

Un residente que conocía bien a la víctima, ya que Rosa C. S. llevaba más de treinta años viviendo en el edificio, desde que fue inaugurado, resaltó a este periódico que «estamos muy molestos por lo que ha pasado en su casa. Pero ella [en referencia a Yaiza R. F, la supuesta autora del crimen] es la que se ha echado a perder».

Otro vecino, de entre 50 y 60 años, destacaba que la víctima «era la bondad personificada», que ayudaba a todo el que se lo pidiera y que era un ejemplo de persona luchadora, tras haber superado varios cáncer y haberse quedado viuda hacía menos de dos meses. Fue la persona equivocada. Era la más vulnerable», concluyó.

Ahora, muchos amigos y vecinos de Rosa C. S. esperan con impaciencia que los investigadores de la Policía Nacional realicen la reconstrucción del crimen con la supuesta autora del mismo. «Ese día, en el que el portal y la octava planta esté lleno de policías, mejor que no veamos a Yaiza. Lo que ha hecho es muy injusto. No se entiende, no tiene nada de lógica porque Rosa era una pensionista y vivía con lo justo y necesario», comentó otro vecino. Rosa C. S, residía sola en una vivienda de la octava planta y Yaiza R. F. en el noveno piso, con su padre de delicada salud y sus dos hijos pequeños de cinco y siete años.

Compartir el artículo

stats