Suscríbete

Caso Abierto - La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Emotivo adiós de la familia y amigos a Claudia San Román en la Catedral

Homenaje a la joven fallecida al ser atropellada en Madrid por un coche que se dio a la fuga | Concierto de sus compañeros y profesores en el Conservatorio

El retrato de Claudia San Román Medina colocado ayer, cerca del altar de la catedral, durante la misa funeral . | | M. Á. M.

Un emotivo adiós de familiares y amigos a la grancanaria Claudia San Román, de 20 años, tuvo lugar ayer en la misa funeral celebrada en la catedral Santa Ana, en Las Palmas de Gran Canaria. La estudiante de medicina falleció al ser atropellada por un coche que se dio a la fuga durante la madrugada del pasado día 20 de noviembre en el paseo Juan XXIII, en la zona universitaria de Madrid.

La eucaristía, que se inició a las siete de la tarde y que duró casi una hora, fue oficiada por el deán de la catedral, Nicolás Monche López, con dos capitulares, los sacerdotes Francisco González y Manuel Merchán. Más de doscientas personas, con una clara presencia de jóvenes, llenaban la catedral, con mascarillas y respetando las normas sanitarias.

Los padres de Claudia, Daniel San Román y Olga Medina, y su hermana Daniela, estaban sentados en primera fila, próximos a un retrato de la joven, sonriente, que se colocó cerca del altar, junto a los ramos de girasoles y rosas blancas. Además de familiares, amigos y profesionales acudieron al funeral desde Madrid. Decenas de personas hicieron una cola, antes y después de la eucaristía, para dar el pésame y acompañar en el dolor a los padres y hermana de Claudia San Román.

Durante la misa, el deán de la catedral destacó que «la muerte no es final de camino, sino el inicio de otra etapa». «Con el morir no acaba todo, sino que se vive en la casa del señor padre, y eso debe ser motivo de alegría y de esperanza», agregó Nicolás Monche, quien resaltó que comprende que «nos duele, nos da angustia y ganas de gritar» perder a un familiar o a un ser querido, como el caso de la grancanaria de 20 años fallecida en Madrid.

Nicolás Monche preguntó a los asistentes por qué está Claudia sonriente en el retrato que estaba próximo a él. «Porque está viva. Continúa viva. Se encuentra en la casa del señor y les recibirá [a sus padres y hermana] con los brazos abiertos», respondió el deán.

La emotiva misa funeral contó con un homenaje musical, ya que además de la interpretación del Ave María, hubo también la de otros temas, como Aria de la Suite número 3, de Johann Sebastian Bach; o Gabriel’s Oboe, de Ennio Morricone. Amigos y profesores del Conservatorio Profesional de Música, donde Claudia realizaba la carrera de violonchelo, se reunieron ayer para tocar juntos (cuatro violonchelos, un violín, un piano, un oboe y una cantante) distintos temas por la joven desparecida. Entre ellos, estaba la que fue su profesora de música en el Atlantic School. Claudia también cantaba en un grupo de música pop, Symh Tonic.

Compartir el artículo

stats