Los Bomberos del Consorcio de Lanzarote rescataron ayer a un bebé de 18 meses que se había quedado encerrado sobre las 8.00 horas en un coche en la calle Almería, en Arrecife.

El pequeño cogió el mando de las llaves y había bloqueado el cierre accidentalmente, quedando así atrapado en el interior. Los padres alertaron al Cecoes-112.

Los bomberos emplearon los cojines expandidores y la varilla para abrir una de las puertas.