Suscríbete

Caso Abierto - La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El segundo crimen de Ubay en El Doctoral

El hombre que el pasado viernes mató a un marroquí a martillazos ya acabó con la vida de otro magrebí hace 18 años de una puñalada

Ubay A. A., en su pase a disposición judicial tras el crimen del que fue acusado en 2003.

Ubay A. A., un viejo conocido de la Guardia Civil y la Policía Local de Santa Lucía de Tirajana, volvió a dormir la pasada nochebuena entre rejas en el calabozo del cuartel de Vecindario. A media tarde, este vecino de El Doctoral de 36 años acabó con la vida de un hombre de nacionalidad marroquí, identificado como Abdelkrim A. y de 42 años, al propinarle varios golpes con un martillo en la cabeza entre las calles Tejina y Vijigua por presuntamente intentar robarle el patinete a su hijo. El arrestado, que se entregó horas después en las dependencias policiales, ya había estado acusado de ser el autor material del asesinato de otro ciudadano magrebí en 2003 a la salida de una discoteca en la misma localidad del municipio de Santa Lucía y recientemente había salido de prisión por otro delito relacionado con el tráfico de estupefacientes.

El crimen se produjo pocos minutos antes de las siete de la tarde del pasado viernes cuando, según las fuentes consultadas, la víctima presuntamente había intentado robar un patinete al hijo del ahora detenido. Esto provocó una discusión y despertó la ira de Ubay A. A., quien supuestamente cogió un pequeño martillo y en la citada calle comenzó a agredir al hombre, propinándole varios golpes en la cabeza con la parte más afilada, que es utilizada para retirar tachas. El autor material del crimen huyó del lugar y tiró el arma homicida en el interior de un balde cerca de su vivienda.

Al lugar se desplazaron de inmediato varias patrullas de la Policía Local de Santa Lucía y de la Guardia Civil del puesto de Vecindario, que primero comprobaron que el hombre estaba gravemente herido y posteriormente iniciaron una batida para localizar al agresor, quien había sido identificado desde el principio por testigos de los hechos. El Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 112, por su parte, movilizó además dos ambulancias del Servicio de Urgencias Canario (SUC), una medicalizada y otra de soporte vital básico. Ninguno de los sanitarios pudo hacer nada por salvar la vida al fallecido, que presentaba lesiones en el cráneo incompatibles con la vida, según indicaron las mismas fuentes.

El mismo autor de los hechos se puso en contacto con los cuerpos de emergencia para anunciarles que se iba a entregar en dependencias de la Guardia Civil. Y así sucedió, puesto que sobre las 22.00 horas se presentó en el cuartel y fue detenido como presunto autor de un delito de homicidio, según informó ayer la Comandancia de Las Palmas. Por su parte, la Policía Local localizó en las proximidades de su vivienda, situada en la calle Teseguite, el martillo con el que supuestamente agredió al fallecido, que aún tenía restos de sangre de la víctima.

La Policía Judicial de la Guardia Civil continúa con la instrucción del caso y la elaboración de las diligencias policiales que serán puestas, en unión al detenido, a disposición judicial del correspondiente juzgado de guardia de San Bartolomé de Tirajana, agregó la Comandancia. Otras fuentes señalaron que es previsible que la puesta a disposición judicial se realice mañana el lunes por la mañana.

El arrestado cuenta con un amplio historial delictivo relacionado con homicidios y consumo y tráfico de sustancias estupefacientes. El más grave ocurrió en septiembre de 2003 cuando tenía 18 años. Entonces, el Instituto Armado le detuvo como el autor del crimen del marroquí Mustapa Azizi, de 30 años, a la salida de una discoteca de El Doctoral. En aquella ocasión, hasta tres personas fueron arrestadas relacionadas con los hechos, aunque finalmente Ubay A. A. fue el único que fue trasladado a la cárcel de Salto del Negro en relación con lo ocurrido. Las fuentes consultadas precisaron que también fue arrestado en el aeropuerto de Gran Canaria por posesión de droga.

Compartir el artículo

stats