Los pasajeros de un avión con destino Canarias comenzaron el año con un inconveniente en su vuelo procedente de la ciudad alemana de Colonia. Un pasajero conflictivo, a bordo de la aeronave de Eurowing, obligó al vehículo a desviarse a Sevilla.

La policía esperaba en la pista del aeropuerto de la capital de Andalucía donde acabó deteniendo al individuo. La aeronave, que aterrizó con prioridad, volvió sin percances a Fuerteventura.

Un avión Boeing 737-8AS de Ryanair, con matrícula 9H-QAH y operado por Air Malta, con destino Fuerteventura ha sufrido un problema en el Aeropuerto Internacional de Fráncfort, en Alemania, durante las maniobras previas al despegue.

Tal y como muestran las imágenes, la citada aeronave no esperó el tiempo suficiente para que le desacoplaran la barra utilizada por el tractor de remolque en la maniobra denominada push back, efectuada cuando el avión no puede dar la vuelta por sus propios medios en la puerta de embarque y es remolcado por un vehículo especializado hasta la calle de rodaje, zona previa a la pista de despegue.  

Afortunadamente, no ha habido que lamentar daños personales y el avión solo ha sufrido daños menores en el fuselaje, en la zona inferior del citado motor derecho. 

Pierde el conocimiento antes de llegar a las Islas en Nochebuena

No es el único incidente protagonizado por un vuelo que se dirigía a Canarias. Este viernes, 24 de diciembre, un avión tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Fuerteventura tras la pérdida de consciencia de un pasajero a bordo.

El vuelo X32116 de TUI salió de la ciudad alemana de Düsseldorf y tras cuatro horas y cuarto de trayecto el avión aterrizó en el aeropuerto de Fuerteventura, donde antes de llegar a la isla ocurrió este percance.

Los efectivos médicos esperaban en la pista la llegada de la aeronave donde atendieron al turista y lo trasladaron a un centro hospitalario.