Un médico forense se ha desplazado hasta el Complejo Medioambiental de Zonzamas, en el municipio de Teguise, donde dos operarias han encontrado un feto en la basura sobre las 11.30 horas de hoy jueves, ha confirmado el consejero responsable del área de Residuos del Cabildo de Lanzarote, Hugo Delgado.

Hasta ese recinto se llevan a diario todos los residuos sólidos urbanos que recogen los camiones de los servicios municipales de limpieza en Lanzarote procedentes de los contenedores instalados en las calles de la Isla, por lo que se desconoce la procedencia del nonato. El Complejo Ambiental de Zonzamas es propiedad del Cabildo de Lanzarote.

Entrada al Complejo Ambiental de Zonzamas. Cabildo de Lanzarote

Las trabajadoras descubrieron el feto cuando se encontraban en la planta de triaje separando los diferentes desperdicios que pasan por las cintas transportadoras una vez las bolsas son abiertas tras pasar por la tolva, explicó Delgado. A partir de ese momento, se paró la planta y se puso en marcha el protocolo correspondiente. Se avisó a la Guardia Civil, que mandó al lugar a varios efectivos de la Policía Judicial a realizar una investigación de lo ocurrido. A continuación hizo acto de presencia un forense de los juzgados.

La Policía Judicial revisó las grabaciones de las cámaras de seguridad de los fosos del Complejo Medioambiental de Zonzamas para tratar de encontrar indicios que esclarezcan lo ocurrido.

Las instalaciones volvieron a entrar en funcionamiento alrededor de las 14.30 horas. "Las chicas se quedaron en estado de shock cuando descubrieron el feto, por lo que se les dijo que se fueran para su casa porque no podían continuar trabajando. Irán a declarar cuando la Guardia Civil así se los requiera", indicó Delgado.

El Juzgado de Instrucción Nº1 de Arrecife investiga los hechos. De momento no hay ninguna persona investigada en relación con los mismos, indicaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

De 3 a 5 meses de prisión

El Instituto Armado está a la espera de conocer el análisis forense del feto para determinar si abre una investigación. Y es que estos solo podrán actuar si se determina que sufrió cualquier tipo de lesiones. En este caso, la mujer se podría enfrentar a una pena de prisión de tres a cinco meses o a una multa de seis a diez meses, según el artículo 158 del Código Penal concerniente a las lesiones al feto. 

La legislación española también incluye en el artículo 157 del Código Penal el caso de que se le cause al feto «una lesión o enfermedad que perjudique gravemente su normal desarrollo, o provoque en el mismo una grave tara física o psíquica», para lo cual las penas se agravan de uno a cuatro años de prisión, además de «una inhabilitación especial para ejercer cualquier profesión sanitaria, o para prestar servicios de toda índole en clínicas, establecimientos o consultorios ginecológicos, públicos o privados, por tiempo de dos a ocho años».

En 2018, un trabajador del servicio de limpieza de la estación de guaguas de Arrecife descubrió un feto dentro de una bolsa con mucha sangre en la papelera del baño de señoras del edificio.